Hostelería sevillana / SA
Hostelería sevillana / SA

La Asociaciación de Hosteleros de Sevilla ha emitido un comunicado sobre la nueva normativa para el ahorro energético impulsada por el Gobierno de España y asegura que echan en falta el diálogo: «creo que cuesta poco dialogar con el sector y consensuar las cosas», declaraba este miércoles el presidente de los hosteleros sevillanos y vocal por Sevilla de la Patronal Nacional Hostelería de España, Antonio Luque.

Los bares sevillanos tendrán los termostatos en 25 grados, acorde al decreto 486 de 1997 que habla sobre condiciones mínimas de seguridad y salud en el trabajo y que aclara que cuando se realice un trabajo ligero, como es el de la hostelería, la temperatura del establecimiento deberá estar entre los 14 y los 25 grados. Consideran que estos dos grados menos son importantes para las condiciones laborales del sector hostelero y para la comdida y confort de los clientes.

A pesar de su indignación por esa falta de diálogo, han afirmado que pondrán de su parte para el ahorro energético que ha pedido tanto la Unión Europea como el Gobierno de España.

La Unión Europea hacía un llamamiento a los países miembros a recortar el gasto de gas y electricidad en todo lo posible para amortiguar los efectos de un posible corte de suministro de Rusia al viejo continente como un ataque más dentro de esta guerra energética que el Kremlim ha emprendido con Europa por su apoyo a la nación ucraniana ante la invasión rusa.

Las claves del ahorro energético que propone el Gobierno de España

Este lunes el Consejo de Ministros aprobaba un paquete de medidas cuyo objetivo es el ahorro energético y la eficiencia. La semana pasada Pedro Sánchez anunció que, como ejemplo, dejaría de usar corbata para aligerar la vestimenta y disminuir la temperatura con la que aclimatar las zonas de trabajo. Un símbolo que transmitiría al sector público y privado para combatir la crisis energética en plena ola de calor, así como luchar contra el cambio climático.

Entre las iniciativas más destacadas, el Gobierno de España insta a la población a reducir hasta un 7% el consumo de gas. Para ello, no se podrá bajar de 27 grados la climatización de instalaciones y edificios tanto del sector público, como del privado. Esto, en verano, en invierno, el límite se encontraría en los 19 grados. Por encima de esa cifra, no se podría incrementar la calefacción o el sistema de climatización correspondiente.

Manuel Rocha

Manuel Rocha

Periodista andaluz. @_manuel_RG_ en Twitter.