El Bar Citroen, tapiado tras su cierre. Patricia Ruiz.

La última hora, en tu móvil

La mejor manera de enterarte de todo al momento

 El gobierno municipal ha querido aclarar este jueves que la extinción de las concesiones demaniales sobre los contratos del Bar La Raza y el Bar Citroen «se acordó siguiendo los informes de los servicios jurídicos en diciembre de 2014, durante el mandato de Juan Ignacio Zoido y con una resolución aprobada en Junta de Gobierno a propuesta de la entonces delegada de Hacienda, Asunción Fley».

Desde entonces, según el Ayuntamiento, se han realizado «todos los análisis jurídicos, se han tramitado y respondido a los recursos» y se han «formalizado distintas resoluciones judiciales que han confirmado que las concesiones debían ser extinguidas ya que habían caducado y los bienes  debían ser adjudicados de nuevo a través de un proceso de publicidad y libre concurrencia.

De acuerdo con el expediente aprobado por la Junta de Gobierno Local en diciembre de 2014, el bar La Raza, con un contrato formalizado en 1972, debía culminar la actual concesión en mayo de 2015  y el bar Citroen, adjudicado en 1960, tenía como fecha límite en abril de 2015. No obstante, según informa el Consistorio sevillano, «los procedimientos se han llevado a cabo una vez que se han culminado todos los trámites administrativos y la vía judicial que ha constatado que el Ayuntamiento debía sacar ambos establecimientos a licitación con criterios de publicidad, transparencia y libre concurrencia».

De esta forma, en el caso de La Raza, la Junta de Gobierno, a propuesta del Área de Patrimonio, siguiendo el criterio de los servicios jurídicos y las resoluciones judiciales, aprobó el procedimiento «con transparencia y libre concurrencia de concesión demanial» del establecimiento de La Raza con un canon inicial de 142.037 euros al año. El criterio de adjudicación, según insiste el gobierno municipal «fue únicamente la mejor oferta económica».

Nuevas concesiones

Dentro del proceso se presentaron siete ofertas de distintas empresas que fueron evaluadas por la Mesa de Contratación esta semana, una de ellas el Catering La Raza. La mejor oferta, de acuerdo con el expediente, ha sido Abades, con una oferta de canon anual de 610.999 euros, según el Ayuntamiento «el doble que La Raza, que quedó en cuarta posición».

En el caso del Bar Citroen, ubicado en el Parque María Luisa se abrió un procedimiento de concesión demanial «con libre concurrencia y transparencia» con un importe mínimo de licitación de 33.157 euros al año. Se presentaron un total de 17 empresas. La mejor oferta ha sido la de Puerto de Cuba en Liébana con 253.750 euros.

Miguel Salvatierra

Miguel Salvatierra

Periodista 'todoterreno'. Enamorado del balompié y de sus variantes. Apasionado por conocer. 'El fútbol es la cosa más importante de las menos importantes'. Arrigo Sacchi.