Con motivo de la celebración en el día de hoy de la Final de la Europa League, Sevilla se convierte en la capital mundial de este deporte en un día en el que el consumo de barriles de cerveza que se cuenta por miles. El presidente de la Asociación de Hosteleros de Sevilla y Provincia Antonio Luque, valora positivamente la elección de Sevilla como sede de esta final afirmando que «con millones de espectadores en todo el mundo que seguirán el evento a través de la televisión y más de cien mil visitantes, el partido posiciona a la ciudad en el escaparate al que mirará el mundo entero».

Una visibilidad que ya se traduce en términos financieros, Ayuntamiento de Sevilla estima un impacto económico de más de 60 millones de euros. Una inyección que se repartirá entre hoteles, comercio, hostelería y otros sectores como el transporte público. Las empresas cerveceras locales calculan la venta de seis mil barriles adicionales, lo que supone unos 300 mil litros en la jornada previa al partido y el día de su celebración.

Tras dos años, de pérdidas económicas sin precedentes, la realización de eventos masivos en la ciudad, como un esta final deportiva, supone «un soplo de aire» para aquellos empresarios y trabajadores «que han estado asfixiados económicamente» debido a la pandemia y cuya facturación, durante largos periodos de tiempo, «ha sido nula».

Luque, defiende que «para garantizar al máximo una celebración segura y minimizar riesgos, la hostelería sevillana ha vuelto a dar muestra de su sentido de responsabilidad acatando de manera unánime la normativa de la retirada de veladores en las zonas consideradas de mayor afluencia de público. Una medida, que aunque repercuta de manera directa en el desempeño normal de los establecimientos, entendemos, responde a una finalidad común: velar por la seguridad del conjunto de la ciudad».

Miguel Salvatierra

Miguel Salvatierra

Periodista 'todoterreno'. Enamorado del balompié y de sus variantes. Apasionado por conocer. 'El fútbol es la cosa más importante de las menos importantes'. Arrigo Sacchi.