Tras la declaración el lunes de los principales acusados, todos los esfuerzos de los miembros del operativo especial desplegado hace casi un mes en el Guadalquivir para dar con el cuerpo de la joven se centran ahora en la planta de residuos de Montemarta-Cónica, a donde podría haber llegado el cadáver procedente del cubo de basura frente al domicilio de Miguel Carcaño.

Miriam Rico/Agencias. La búsqueda del cuerpo de la joven Marta del Castillo se ha trasladado desde el río Guadalquivir al vertedero de Montemarta-Cónica, en el término municipal de Alcalá de Guadaíra, donde acaba toda la basura recogida en Sevilla.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, se reunió en la tarde de ayer con todos los efectivos implicados en la búsqueda del cuerpo de la joven para planificar el rastreo en el vertedero de la planta de tratamiento.

La convocatoria respondía a la decisión del juez instructor del caso de la desaparición de la menor, Francisco de Asís Molina, de ordenar el inicio de la búsqueda en el vertedero como resultado de la nueva ronda de declaraciones a los implicados.

Sin embargo, la búsqueda no pudo comenzar durante la misma jornada de ayer dada su dificultad, por lo que los miembros del operativo insistieron en la necesidad de coordinar el dispositivo de actuación que se desarrollará en Montemarta-Cónica, donde se vierten a diario los residuos de 1.250.000 habitantes del área metropolitana de Sevilla, el 70 por ciento de ellos procedentes de la capital hispalense.

Así, la planta de tratamiento de residuos ha estado funcionando a expensas de que el instructor del caso dictara una orden al respecto tras terminar la nueva ronda de declaraciones con todos los implicados.

Desde la empresa municipal de limpieza de Sevilla, Lipasam, confirmaron que la planta está funcionando «con normalidad» y que sólo se paralizó temporalmente en la tarde del lunes, cuando el juez instructor de la causa visitó las instalaciones para conocer su funcionamiento.

Pocas esperanzas también en el vertedero

Sin embargo, el portavoz de la empresa municipal de limpieza de la capital hispalense cree que “es casi imposible” que el cuerpo de Marta se encuentre en el gran foso que recibe la basura de los contenedores, ya que se vacía con regularidad por medio de grúas en cintas transportadoras.

Por su parte, la Mancomunidad de Los Alcores precisó que Aborgase, la empresa concesionaria de esta planta de tratamiento, está “dispuesta a lo que el juez indique”, pues la decisión depende del resultado al que conduzcan las declaraciones que realicen los implicados en el caso de Marta del Castillo, Miguel Carcaño, Francisco Javier Delgado, ‘El Cuco’ y Samuel Benítez.

El director general de la Mancomunidad para la Gestión de los Residuos Sólidos Urbanos, Juan Ramón García, ha considerado «prácticamente imposible» que un cadáver llegue hasta el vertedero después de pasar por todo el proceso de tratamiento sin ser detectado.

Según explicó García, los camiones de recogida urbana de residuos realizan una labor de precompactado de la basura y la trasladan a la estación de transferencia del Copero, donde se completa la labor de compactado antes de llevarla a la planta de tratamiento de Montemarta-Cónica.

El director explicó que la basura se somete a un proceso encadenado, por lo que considera “rarísimo” que si el cuerpo de la menor se encontraba en el vertedero nadie lo hubiera visto caer en el foso, en la cinta, etc., pues “hay muchos vigilantes y personal en el vertedero que lo podrían haber detectado”.

Entre más de 67.000 toneladas de basura

El vertedero alcalareño recibe alrededor de 1.300 toneladas de residuos al día, por lo que en los 52 días que han transcurrido desde la muerte de la joven se estima que se habrían recibido un total de 67.600 toneladas de basura.

La basura orgánica que llega a la zona se utiliza para compost y el resto va a una zona de vertido controlado que compacta con grandes máquinas y tras ello se cubre con arena y otros áridos.

En un camión del mismo tipo fue rescatado a principios de marzo un ciudadano rumano que tras estar dos horas en su interior salió ileso, es por ello que el portavoz de Lipasam ha explicado que en el supuesto caso de que Marta hubiera sido arrojada al contenedor su cuerpo estaría íntegro y como máximo “aplastado” antes de llegar al vertedero.

www.sevillaactualidad.com

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para laSexta. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...