Real Alcázar de Sevilla

El Real Alcázar de Sevilla ha sacado a licitación pública la concesión del nuevo servicio de audioguías, radioguías y otros dispositivos que sirvan de complemento a la visita al monumento y que supondrá un salto cualitativo en la utilización de las tecnologías al incorporar las últimas novedades en el mercado para así enriquecer los contenidos de contexto histórico, artístico y cultural del recinto palaciego y sus jardines.

«De hecho, no sólo será la mayor incorporación tecnológica realizada hasta ahora en la visita al monumento, sino que también transformará por completo la propia visita, su disfrute y modos de divulgar su riqueza patrimonial e histórica, al tiempo que se acometerá un esfuerzo para garantizar la accesibilidad de personas con problemas de visión o audición», ha explicado la delegada de Presidencia y Hacienda, Sonia Gaya.

Frente a las tradicionales audioguías que tan sólo permitían escuchar el relato conforme avanzaba la visita, se incorporarán audioguías multimedias e interactivas con pantalla y teclado, y este estará adaptado además a personas con discapacidad. La pantalla será táctil LCD/TFT y con un tamaño suficiente como para garantizar la lectura de textos, la reproducción de gráficos y visualización de vídeos y gráficos. Con teclado numérico multifunción y dotado de caracteres universales, tendrá también botones adaptados al braille.

La tecnología de las audioguías deberá permitir la reproducción en MP3, MP4, HTML, Flash, WAV, AIF, FLAC, WMA o AAC, así como tener aparejadas conectividad a internet y posibilidad de sincronización con los audiovisuales que el Patronato ha dispuesto ya o instale en el futuro a lo largo del recorrido de visita al Real Alcázar de Sevilla, además de recreaciones en 3D.

Las audioguías con audiodescripciones tendrán las mismas características técnicas descritas para las audioguías, incorporando además descripciones detalladas y organizadas de todo el monumento, de forma que las personas con discapacidad puedan conocer en profundidad el Real Alcázar.

Mientras, las signoguías para las personas con discapacidad auditiva vendrán con tecnología MP4 o similar y pantalla TFT con mínimo 3,5 pulgadas que permita la lectura de textos y la reproducción y visualización de gráficos y vídeos. Se incluyen, asimismo, bucles o lazos de inducción magnéticos para amplificar el audio destinados a personas con prótesis auditivas, por lo que serán compatibles con las  distintas tipologías de audífonos, implantes cloquear, etcétera. Teclados adaptados, tipografías de alto contraste o gran tamaño y material audio-descrito siguiendo las premisas de la lectura fácil y de accesibilidad cognitiva (audiofácil) son otras de las exigencias previstas con el fin de promover la accesibilidad universal en las visitas.

Posibilidad de usar los teléfonos móviles

Pero, además, la adjudicataria ofrecerá como alternativa a la audioguía física la posibilidad de utilizar para la visita audioguiada su propio dispositivo móvil, creando para ello una webapp o una app. El contenido para esta aplicación digital será compatible con las soluciones digitales existentes en el mercado, de manera que a todos los efectos (velocidad de descarga, memoria requerida  para su funcionamiento, facilidad de uso, rapidez de navegación, accesibilidad) garantice la calidad de la visita. La aplicación o solución digital se podrá ofrecer a través de distintos sistemas como pueden ser la descarga, la lectura de un código QR, etcétera, habilitándose un punto wifi gratuito para facilitar la descarga en el Patio del León.

En cuanto al servicio de radioguías para los guías oficiales, estarán dotadas de un sistema inteligente de guiado de grupo, de manera que a través de los smartphones u otro dispositivo móvil los guías y visitantes que conformen el grupo puedan utilizar sus propios dispositivos. Serán equipos digitales (emisores y receptores) con un mínimo de cien canales y que garanticen su uso permitiendo mantener distancia social de seguridad a la vez que faciliten las explicaciones por parte de los distintos guías oficiales sin forzar la voz ni, en consecuencia, provocar ruidos en las estancias del Real Alcázar.

Los pliegos de esta concesión exigen como mínimo el suministro de 700 unidades de audioguías para la visita general del monumento, 30 para la del Cuarto Real Alto y 30 unidades para las visitas nocturnas teatralizadas, así como auriculares suficientes para quienes los soliciten, además de 30 audioguías audiodescritas, 30 signoguías, 7 lazos de inducción magnética, 25 emisores de radioguías con sus correspondientes micrófonos y, por último, 750 receptores con auriculares, más una reserva del 10 por ciento para cada una de las tipologías de estos equipos ante posibles incidencias.

La adjudicataria, asimismo, presentará un plan de actuación frente al COVID-19 o situaciones similares que requieran aumentar las medidas de higiene tanto en la atención al visitante como en la limpieza y desinfección de los equipos. Las audioguías tanto para la visita general al monumento como la especial al Cuarto Real Alto deberán estar disponibles como mínimo en español, inglés, francés, alemán, italiano y árabe, y las audioguías para las visitas nocturnas teatralizadas en inglés.

La empresa debe encargarse de todas las grabaciones

La empresa adjudicataria deberá elaborar bajo su responsabilidad los textos y realizar la producción de las grabaciones para las audioguías, que tendrán una duración aproximada de 60 minutos. La producción de los contenidos permitirá al visitante un recorrido autónomo por el Real Alcázar, dando a conocer no sólo el patrimonio material que conforma el recinto monumental, sino también el inmaterial, con especial atención a los personajes y hechos históricos más destacados de sus mil años de historia. De la misma manera, deberá crear los contenidos precisos para las exposiciones temporales que se organicen en el Salón Alto del Apeadero y a las que el Patronato del Real Alcázar conceda una especial relevancia. Los contenidos serán supervisados por el Patronato.

Por último, la adjudicataria de la concesión deberá presentar al Patronato un sistema avanzado de visita audioguiada, de manera que el visitante pueda conocer el conjunto monumental a través de las últimas tecnologías. Estos sistemas deberán, ya sea usando tecnología 3D, realidad aumentada o ambas tecnologías, ofrecer no sólo una visita audioguiada tradicional, sino que añadirá a ese servicio recreaciones virtuales de espacios hoy día desaparecidos o sustancialmente modificados del Real Alcázar, además de recordar hechos o personajes históricos destacados del monumento.

Para la visita general el precio del alquiler de las audioguías para adultos será de 4,96 euros IVA excluido, 2,48 euros IVA excluido para infantiles y gratuitas para el Cuarto Real Alto, y el de las radioguías de 0,83 euros IVA excluido por cada receptor. Al menos medio millón de mapas impresos del Real Alcázar también serán aportados al año para acompañar a las audioguías en caso de que sean solicitados por los visitantes. Los pliegos parten de un importe para la concesión será de 2.914.334 euros por dos años, más la posibilidad de prórroga para 12 meses por 1.457.167 euros. 

Manuel Rocha

Manuel Rocha

Periodista andaluz. @_manuel_RG_ en Twitter.