Concentración Ciudad Jardín

Las asociaciones Bermejales Activa, Club de la 3ª Edad de Elcano, Parque Vivo del  Guadaíra, SOS Santa Clara y Palmera Agenda 29 convocaron una concentración el pasado miércoles para la conservar la tipología y denunciar la situación de abuso urbanístico que ocurre a diferentes niveles de gravedad en toda Sevilla. Esto se debe a una interpretación sesgada de la normativa del PGOU que  ha propiciado arboricidios promovidos o permitidos a los constructores desde la Gerencia de Urbanismo, facilitando edificaciones fuera de tipología y con una volumetría exagerada, que  vulnera el derecho a la intimidad. 

Unas setenta personas, procedentes de la barriada Elcano y de otros sectores como Santa Clara y Heliópolis han marchado desde la calle Falúa para acabar en la plaza Marina Española, donde se está edificando sobre el antiguo colegio Elcano una nueva residencia universitaria. 

Los convocantes consideran sorprendente que en Sevilla se permita eliminar un gran número de árboles de gran envergadura de manera autorizada o bien mirando hacia otro lado por parte de Urbanismo, cuando en esta ciudad por su clima deberían mantener y ampliar la superficie arbolada.  

Consideran, así mismo bochornoso ver cómo se permiten construir residencias de estudiantes fuera de escala, que en definitiva son hoteles camuflados, y que son ajenas la tipología de la zona, como ha sucedido en La Palmera, Elcano y el Porvenir. En otros países y ciudades europeas, el patrimonio y los estilos arquitectónicos de las zonas de Ciudad-Jardín, se protegen. En el caso de la residencia construida en la plaza Marina Española , durante años fue reclamada por los residentes y asociaciones vecinales para su uso público como centro cívico, demandas que el Ayuntamiento no atendió. 

Igualmente estiman que el Ayuntamiento es responsable de permitir el deterioro de la calidad de vida con la construcción de casas particulares de una volumetría que no respeta ni a los vecinos colindantes, tapiando literalmente toda una fachada posterior de pisos, de manera que, a 1,5 metros de las ventanas y balcones, los vecinos solo ven ladrillos, o pierden su intimidad. Consideran que la Gerencia de Urbanismo debe velar por el cumplimiento de las normas de urbanismo, que se malinterpretan o directamente se ignoran, y que llegado el caso si estas no amparan el interés público deben modificarse para garantizar el mantenimiento de la tipología de ciudad-jardín en Elcano, El Porvenir, Nervión, Santa Clara, La Palmera y otros barrios sevillanos caracterizados por la presencia de vivienda unifamiliar con jardín. 

Las entidades convocantes manifestaron en este evento que están a la espera del resultado de los procesos judiciales en curso respecto a Palmera 38 para valorar la posible impugnación de la licencia de primera ocupación de la nueva residencia de Elcano, cuyos promotores han incurrido en todas las incidencias denunciadas en la citada finca: pérdida del arbolado preexistente, alteración sustancial del paisaje y afectación a la privacidad de los vecinos colindantes. A ello hay que añadirle la destrucción de un edificio que, aunque no estaba catalogado, había sido obra del prestigioso arquitecto José Galnares Sagastizábal, y la ocultación del elemento mas simbólico del barrio de Elcano: la torre.

Deja un comentario