Escultura de Murillo en la Plaza del Museo

El Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado hoy un segundo contrato de 145.200 euros destinado al mantenimiento de los monumentos y bienes históricos de la vía pública. En concreto, ha sido el correspondiente al mantenimiento de los monumentos de carácter mueble, tales como esculturas, fuentes ornamentales, placas conmemorativas, retablos y mobiliario histórico. Junto a este, mantiene actualmente en vigor desde principios de este año otro contrato para la conservación de los bienes del patrimonio histórico que no forman parte de ningún edificio o servicio municipal.

Estas actuaciones de conservación previenen daños y deterioros que pueden obligar más tarde a complejas intervenciones de restauración. Ante la importancia de estas actuaciones preventivas y con el objetivo de reforzarlas y poder aumentar su número, Urbanismo ha duplicado el presupuesto de ambos contratos con respecto a los inmediatamente anteriores.

Con esta mayor dotación económica, la Gerencia espera aumentar la relación de elementos que puedan ser intervenidos, así como asegura más fondos para poder actuar también en casos de emergencia. Otro de los fundamentos de esta contratación, según el Ayuntamiento, es contar con un equipo profesional con los medios técnicos y humanos necesarios para solventar problemas que se originen por motivos climatológicos, acciones de vandalismo o accidentes de tráfico.

Labores de conservación concretas

Entre la amplia relación de trabajos que se acometen para el mantenimiento de los monumentos de la vía pública destacan los tratamientos de limpieza, biocidas (sustancia que destruye seres vivos, especialmente los perjudiciales para el ser humano), y de protección, el sellado de fisuras y cosido de fragmentos, las consolidaciones pétreas, las reintegraciones volumétricas y cromáticas, la instalación de sistemas para evitar que se posen las aves y la eliminación de deformaciones, pintadas y grafitis.

Algunos de los monumentos tratados más recientemente son la escultura al guitarrista Niño Ricardo –en la Plaza Cristo de Burgos–, la estatua del Papa Juan Pablo II –en la Plaza Virgen de los Reyes–, el monumento a Simón Bolívar –en el Paseo de las Delicias–, el del Cid–, el dedicado a Mozart, junto al Teatro de la Maestranza –en el Paseo Colón–, las esculturas dedicadas a los pintores Murillo y Zurbarán –en las Plazas del Museo y de Pilatos, respectivamente–, la fuente de la Glorieta de los Marineros, en el Paseo de las Delicias y el monumento erigido a la figura de Antonio Machado –junto al Palacio de Dueñas–.

Deja un comentario