La Guardia Civil y la Inspección Pesquera han intervenido 807 kilos de atún tras haber sido alertados por una persona anónima de que el pecado podía estar en mal estado.

Seis piezas de atún han sido intervenidas por la Guardia Civil. Según ha informado la benemérita, el dispositivo se llevó a cabo recientemente, cuando un particular anónimo alertó a la Guardia de que un vehículo salía desde Isla Cristina con destino a Sevilla transportando atún que podía encontrarse en mal estado. La procedencia del mismo es desconocida y no llevaba la documentación reglamentaria, el atún se encontraba en el interior de un camión que circulaba por la autovía A-49 con destino a Sevilla.

La patrulla del Servicio de Proteción de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil inspeccionó la carga del camión interceptado, los agentes hallaron seis atunes de gran peso, sin cabeza de los que el propietario solo aporta factura, pero que carecen de etiquetado y de documento de trazabilidad que garantice su origen.

Según la Guardia Civil, la carga desprendía un “fuerte olor” pese a estar congelado, por lo que se levantó acta de infracción al conductor por carecer de la documentación reglamentaria de la mercancía.

Además se solicitó la presencia de los inspectores de pesca de la Junta Andalucía, para que se hicieran cargo del pescado y realizaran los controles pertinentes para determinar si es apto para el consumo, ya que su destino era la venta en un mercado sevillano, con el riesgo que supone para la salud en caso de estar en malas condiciones.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *