La Policía Local de Sevilla ha detenido a dos personas que conducían con una tasa de alcohol superior a la permitida. Una de ellas carecía de permiso de conducir y superaba siete veces lo admitido si se tratara de conductora novel. Los detenidos derribaron una aspiradora industrial de un surtidor ubicado en la Ronda de la Negrilla y se dieron a la fuga. Una vez en dependencias policiales, los detenidos insultaron e intentaron agredir a los agentes.

Sevilla Actualidad. La Policía Local de Sevilla ha detenido y puesto a disposición  de las autoridades judiciales a dos vecinos de Sevilla de 29 y 32 años, por un delito contra la seguridad vial, puesto que ambos fueron sorprendidos conduciendo un vehículo superando con creces la tasa de alcoholemia permitida.

Los acontecimientos sucedieron cuando se informó a una dotación de la Policía Local de que un turismo, conducido en ese momento por la joven sevillana, había colisionado y  derribado una aspiradora de grandes dimensiones del interior de un surtidor situado en la Ronda de la Negrilla, en el barrio de Amate. Tras ello, se dio a la fuga con el coche que conducía, vehículo que fue ocupado entonces por su compañero.

Minutos después los agentes se personaron en el lugar, donde tomaron declaración sobre los hechos ocurridos al personal del surtidor, quienes describieron a los autores y el turismo en el que iban. Tras ello, se trasladaron al domicilio de su titular, comprobando como en ese momento se aproximaba el coche anteriormente denunciado y ocupado ahora por los detenidos, conducido desde el derribo de la aspiradora por S.B.V.

Los agentes interceptaron el vehículo y solicitaron a los conductores la documentación personal y el carnet de conducir. Fue entonces cuando los policías comprobaron que ambos presentaban evidentes síntomas de intoxicación etílica y los trasladaron entonces a dependencias de la Policía Local, donde fueron sometidos a pruebas de detección alcohólica. El resultado de la mujer de 29 años, fue una tasa de alcoholemia tres veces superior a lo permitido, mientras que la otra persona detenida superaba más de siete veces lo admitido en el caso de que fuera una conductora novel, aunque después los agentes comprobaron mediante consultas informáticas, que la joven carecía de permiso de conducir.

Una vez en dependencias policiales, los ocupantes del turismo lanzaban insultos a los agentes, llegando incluso a intentar agredirlos. Este hecho motivó la detención de ambos y su posterior traslado a otras dependencias de Policía Local por delitos de atentado de agentes de la autoridad y amenazas, diligencias que fueron remitidas a las autoridades judiciales pertinentes.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *