Cocina Hospital Virgen del Rocío. Fuente: Hospital Virgen del Rocío

La Cocina Central del Hospital Universitario Virgen del Rocío ha logrado renovar la certificación UNE-EN ISO 22000 a su nueva versión de 2018, esto es, una de las más importantes de Europa en seguridad alimentaria.

Los profesionales que integran este servicio, que ha cumplido 25 años, elaboran más de 1.200 menús en cada comida adaptados a las necesidades de los pacientes. Esto significa que manejan alrededor de 37 dietas distintas codificadas y platos especiales para los días festivos más señalados en la comunidad.

Además, este año han implantado un nuevo sistema de visualización y elección de menús totalmente digitalizado, al que pueden acceder por el momento los pacientes ingresados en el Hospital Infantil. Este programa se extenderá de manera progresiva al resto de los centros.

Esta es otra de las iniciativas que se están trabajando en la apuesta por la innovación que está haciendo el centro, mejorando la eficiencia y la atención hostelera que se ofrece a los pacientes hospitalizados. Así, serán los pacientes quienes visualizan los menús (incluida fotografía, composición, gramaje, alérgenos, etc), y eligen qué comer a través de las pantallas instaladas en las habitaciones.

Este proyecto busca maximizar la satisfacción alimentaria de los pacientes, a la vez que reduce el riesgo de desnutrición, minimiza el desperdicio alimentario y disminuye la carga asistencial que supone pasar el menú de elección en formato papel.

Labor y quiénes son el personal de cocina

El personal de cocina distribuye luego, cada día, cuatro tomas (desayuno, almuerzo, merienda y cena a todos los centros que conforman el Hospital Virgen del Rocío: Hospital General, Hospital de Rehabilitación y Traumatología, Hospital Infantil, Hospital de La Mujer, Hospital Emergencias Covid y a las Comunidades Terapéuticas de Salud Mental (Bermejales y Santa Clara).

El personal que trabajan en estas instalaciones incluye jefes de cocina, técnico superiores de alojamiento o gobernantes, cocineros y pinches trabajan junto a otros compañeros que dependen de la Unidad de Endocrinología y Nutrición, como son los auxiliares de dietética, dietistas- nutricionistas y técnicos superiores de nutrición y control de alimentos.

Todos ellos colaboran en la programación de un total de 37 dietas codificadas, entre las que se encuentran, por ejemplo, la basal, pediátrica, fácil masticación, hipoproteica, hipograsa… Todas, en sus cuatro variedades: con sal, sin sal, con azúcares solubles y sin azúcares solubles.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad