La Policía Local de Sevilla ha desalojado, precintado y denunciado en la madrugada de este domingo un establecimiento en la avenida de María Luisa al tener licencia para operar como sala de fiestas, actividad no permitida en la fase 2 de la desescalada, y un bar que tenía más sillas de las autorizadas en su terraza.

Según concreta en una publicación de Twitter Emergencias Sevilla, la actuación policial en la sala de fiestas se llevo a cabo sobre las 3:00 horas y en las imágenes difundidas se ven a los clientes en grupos de menos de 10 de personas en varias mesas.

Antes, sobre las 0:40 horas, la Policía había desalojado, precintado y denunciado un bar en la avenida Concejal Jiménez Becerril por tener instalados 20 veladores y 72 sillas sin autorización, incumpliendo algunos requisitos sanitarios impuestos por el coronavirus (COVID-19). No era la primera vez que el bar había sido denunciado.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario