Tanto el Partido Popular como el sindicato UGT en el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra han denunciado el Plan de equilibrio económico-financiero del Consistorio. Supondrá el ahorro de cuatro millones de euros, pero UGT dice que será a costa de paralizar los empleos públicos y de privatizar servicios municipales.

Christopher Rivas. El PP y UGT lo tienen claro: rechazan tajantemente el plan de equilibrio financiero elaborado por el Consistorio con el que se pretende reajustar las cuentas municipales después de la crisis, atendiendo a la disminución de los ingresos.
Según se aprobó en el pleno del pasado jueves, el plan ahorrará hasta cuatro millones de euros en los próximos tres años.  Con horizonte 2012, el plan tiene como objetivo la recorte del gasto ante la previsión de reducción de impuestos “garantizando una optimización de los recursos” y según la delegada municipal de Hacienda y portavoz, María José Borge, todo esto se hará manteniendo “la cantidad y calidad de los servicios prestados”.
Este programa contiene una serie de medidas, algunas ya en marcha, que pasan por la reducción de los gastos corrientes y de personal. Concretamente en cuanto a los gastos corrientes se prevé la reducción en protocolo, comunicación, mensajería, gastos de oficina, teléfonos, luz y agua. Por su parte en el capítulo de personal  trata la congelación de sueldos de altos cargos y personal de confianza. Además el incremento salarial de los trabajadores exclusivamente se hará en el porcentaje que marque la Ley de presupuestos.
La portavoz ha señalado que pese a la contención, la optimización de los recursos permitirá que se mantengan las políticas sociales. Pero además  según ella “se mantendrán las inversiones en políticas de empleo, deportivas o culturales, para que el ciudadano siga manteniendo unos servicios acorde a una ciudad como Alcalá”.
 

PP y UGT dan la espalda al Gobierno local

Esto parece difícil según los populares que mantienen que se reducen las inversiones reales en una cuarta parte, por lo que para ellos el plan “supondría en la práctica paralizar determinados proyectos importantes para Alcalá”. Para el PP es una “tomadura de pelo” que se pretenda enajenar terrenos municipales, pedir más créditos o que disminuya el pago de intereses de la deuda municipal.
El portavoz del PP en el Consistorio, Javier Jiménez, defiende que se eliminen algunas sociedades municipales y otras se gestionen “con criterios empresariales”.  Además  propone cambiar el exorno vegetal del entorno urbano para ahorrar cerca de un millón de euros.
Junto a esto denuncia que el Ayuntamiento está contratando servicios o delegando funciones que “serían más rentables si los asumiera directamente”. Dice Jiménez que “no siempre la externalización supone un ahorro” y en eso opinan igual que el sindicato UGT. Dicen que “el equipo de Gobierno debe reflexionar, si verdaderamente persigue una mejora en la gestión económica de las arcas públicas o simplemente elaborar un documento de obligado cumplimiento”.  Además UGT apunta directamente al PSOE declarando que “en épocas de prosperidad hemos asistido a subidas salariales en torno 15 por ciento de los altos cargos, que ahora solo van “vendiendo” la congelación salarial de los mismos”.
Como ya vienen haciendo los sindicatos desde hace meses, UGT “deja patente su más profundo rechazo”, a todas las privatizaciones que el Ayuntamiento de Alcalá ha llevado a cabo en los últimos meses. Para el sindicato “esta política privatizadora responde únicamente al beneficio de empresas privadas y al detrimento de la calidad del servicio público”.
Entre los puntos más criticados por UGT se encuentran el incrementa el gasto destinado a las sociedades mercantiles del Ayuntamiento. El sindicato critica que “Alcalá Comunicación Municipal dispone para gastar 1 millón de pesetas diarios” y que tenga “incremento en sus partidas presupuestarias hasta el año 2012”. Para ellos “estos aumentos de capital a las sociedades son descabellados.  Además acusan al Gobierno local que “cuando muchos ciudadanos no tienen ni para comer, el Ayuntamiento tiene para gastar en eventos como la Copa de Billar, el Campeonato de Golf o La Revista de Alcalá.
También muestra su rechazo a que se dediquen más de un 1,5 millones de euros a entidades sin ánimo de lucro, cuando algunas “no realizan labor alguna en el tejido social alcalareño”.
Christopher Rivas

Christopher Rivas

Licenciado en Periodismo y Máster en Sociedad, Administración y Política, puso en marcha el 'Proyecto Deguadaíra', germen de Sevilla Actualidad. Ha pasado por El Correo de Andalucía, Radio Sevilla-Cadena...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *