La joven nacionalizada española, ha sido retenida en Argelia por su familia biológica. La familia adoptiva “reclama su retención ilegal” a la Guardia Civil.

Una joven vecina de Mairena del Aljarafe, Maloma Morales de 22 años, natural del Sáhara Occidental, pero nacionalizada española, ha sido retenida por su familia biológica en uno de los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia). La familia adoptiva, ha denunciado a la Guardia Civil y a la Subdelegación del Gobierno su ‘retención ilegal’.

En una rueda de prensa, el portavoz de la familia y marido de Maloma, Ismael, ha explicado que llegó a España el año 2005 y que “gracias a los programas de cooperación con el Pueblo Saharaui y fue finalmente adoptada por una familia de Mairena, para después obtener la nacionalidad española”.

Según Ismael, el pasado 5 de diciembre emprendió un viaje junto a su padre adoptivo a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, después de que su familia biológica le avisase de que su madre estaba sufriendo “una enfermedad”.

El 12 de diciembre, según ha explicado, “unos 50 minutos antes de emprender el viaje de regreso a España, varios miembros de su familia biológica, en concreto su hermano, una de sus tías y dos primos se la llevaron en un coche mientras su padre adoptivo era retenido”.

Según el padre adoptivo de Maloma se vio finalmente obligado a regresar a Sevilla sin ella, tras lo cual tienen constancia de que la joven está actualmente en la vivienda de su familia biológica “retenida ilegalmente”.

 

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *