El PSOE denuncia la actitud dictatorial seguida por el andalucista Manuel Meléndez en el Ayuntamiento de El Pedroso

Alertas informativas en tu móvil

Súmate al mejor canal de alertas informativas de Sevilla en Telegram. Entérate de todo al instante en Sevilla Actualidad

Los socialistas de El Pedroso denuncian «la actitud dictatorial del equipo de Gobierno de El Pedroso», gobernado por el Partido Andalucista (PA), con los trabajadores del Ayuntamiento, que desde junio de 2007 ha despedido a seis trabajadores «sin causas que lo justifiquen». El PSOE denuncia en la localidad la política que la propia agrupación ha seguido desde su llegada al Ayuntamiento de Castilblanco de los Arroyos, en coalición con el PP, que se ha saldado con varias sentencias de despido improcedente contra el Ayuntamiento. Con sólo tres de estas sentencias, debe afrontar el pago de 79.500 euros en concepto de indemnizaciones.

Juan C. Romero/Sevilla Actualidad. El Partido Andalucista se hizo con el gobierno del Ayuntamiento de la localidad sevillana de El Pedroso en junio de 2007, y desde el comienzo de su legislatura en esta localidad «ha despedido a seis trabajadores municipales sin causa alguna que lo justifiquen» según informa el PSOE en una nota.

Los despidos, algunos calificados como improcedentes por el Juzgado de lo Social, han ido acompañados de la correspondiente comunicación de cese y liquidación por despido improcedente, que llegó a ser reconocida como tal por el propio regidor, el andalucista Manuel Meléndez.

Las indemnizaciones por estos despidos han supuesto al consistorio un gasto de 42.000 euros debido a la forma de actuar del equipo de Gobierno, que genera entre el personal municipal «una situación de inestabilidad, ya que muchos contratados laborales temen por su puesto de trabajo», por lo que el PSOE cree necesaria «la negociación de un convenio colectivo» entre Ayuntamiento y trabajadores.

El mismo día en que el PA formaba equipo de Gobierno en El Pedroso, en otra localidad de la Sierra Norte de Sevilla, en Castilblanco de los Arroyos, lo hacía el PSOE en coalición con los dos concejales del PP. Desde entonces, varias sentencias echan por tierra la política laboral del Ayuntamiento castilblanqueño, al que varios juzgados desde 2007 han condenado por despidos improcedentes, e indican que los despidos fueron motivados «por causas políticas» en determinadas sentencias.

 CASTILBLANCO


En todos los casos se trataba de «cargos de NIVA» contratados «en fraude de ley» según el Concejal de Personal

Los socialistas, desde la oposición en El Pedroso, critican la política «dictatorial» del alcalde andalucista, Manuel Meléndez,  que, sin embargo, es la misma que se lleva a cabo en el consistorio de Castilblanco de la mano del socialista Segundo Benítez. En el caso de Castilblanco de los Arroyos, el Ayuntamiento está obligado a indemnizar con 79.500 euros –más los salarios de tramitación– a tres trabajadores municipales que fueron despedidos en julio de 2007, cuando la coalición PSOE y PP llevaba sólo unas semanas formando equipo de Gobierno en esta localidad de 5.000 habitantes de la Sierra Norte de Sevilla.

Las sentencias dictadas por varios juzgados de lo Social de Sevilla contra el Ayuntamiento de Castilblanco coinciden en señalar un mismo modus operandi: empleados con contratos temporales anteriores a junio de 2007 que fueron rescindidos unilateralmente a lo largo de julio de 2007. Destaca el caso de Marina Falcón, que llevaba encadenando contratos a tiempo parcial como cuidadora de la guardería municipal desde el 21 de octubre de 1985, aunque desde esa fecha ejerció como directora del jardín de infancia, un empleo que no abandonó cuando fue nombrada asesora cultural, que era un cargo de confianza que le concedió el alcalde de entonces, Manuel Ruiz Lucas de Nueva Izquierda Verde Andaluza (NIVA) en 1989. Fue despedida el 31 de julio de 2007 por el alcalde socialista “sin que existiera causa que justificara la temporalidad del contrato ni se acreditaran los motivos del cese”, según el fallo.

El concejal de Personal de Castilblanco, José Manuel Carballar, afirmó que en todos los casos se trataba de “cargos de NIVA” –sobre todo, el caso de la trabajadora Falcón– que ya fueron contratados “en fraude de ley, como dicen las sentencias” por el anterior alcalde, quien incluso renovó su contrato el 31 de mayo de 2007 “cuando ya ejercía en funciones” y aseguró que quienes habían ganado esta batalla en los tribunales «son personas que han insultado, agredido y amenazado» al alcalde de Castiblanco “en los plenos desde su toma de posesión”. En estos momentos, este Ayuntamiento negocia un nuevo convenio colectivo con sus empleados.

Desde El Pedroso, los socialistas critican que el equipo de Gobierno local está mermando la calidad de los servicios municipales, «especialmente en lo referente a seguridad ciudadana, ya que, a raíz de los últimos despidos, el municipio sólo cuenta con dos policías locales y un auxiliar, insuficiente para garantizar la seguridad de los pedroseños» y desde hace meses está paralizada la convocatoria para ampliar las plazas de Policía Local, «lo que demuestra una actitud claramente irresponsable del Gobierno local ante las necesidades y demandas del municipio en materia de seguridad ciudadana», situación ésta muy similar a la de Castilblanco de los Arroyos.

A juicio del grupo socialista de El Pedroso, la política desarrollada por el Gobierno Municipal «destruye empleo, supone una clara lesión de los derechos laborales de los trabajadores municipales y, además, está conllevando un despilfarro de dinero público, especialmente grave en estos momentos de crisis económica», argumentos que coinciden con los denunciados por NIVA, la oposición al equipo de Gobierno que PSOE y PP forman en Castilblanco.

www.SevillaActualidad.com