La Dirección General de Tráfico (DGT) pone en marcha esta semana, del 16 al 22 de septiembre, la nueva campaña especial de sobre distracciones al volante en las carreteras de Sevilla.

La distracción aparece como factor concurrente en un 28% de los accidentes con víctimas mortales, principalmente por el uso indebido de teléfonos móviles, navegadores GPS u otros dispositivos, por lo que los agentes controlarán estos aspectos con el propósito, como ha explicado el subdelegado, Carlos Toscano, de «concienciar a los conductores acerca de los riesgos para la conducción que implican incluso pequeñas distracciones».

Toscano ha citado como ejemplo el uso del teléfono móvil, cuyo uso durante la conducción multiplica por cuatro el riesgo de sufrir un accidente, un riesgo equiparable a la conducción con excesos de alcohol.

Debido al alto porcentaje de accidentes que se producen en las carreteras convencionales, se reforzarán los controles en los tramos más peligrosos de este tipo de vía, con la presencia de las patrullas integrales de motoristas de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil equipadas con medios portátiles que les permiten realizar acciones de control de velocidad, pruebas de detección de alcohol y drogas de manera autónoma sin necesidad de apoyo de los Equipos de Atestados ni de los equipos de control de velocidad.

Para la realización de la Campaña se utilizará el máximo número de medios humanos y materiales disponibles y en las carreteras se informará a los conductores con paneles de señalización variable y  pantallas alfanuméricas.

Como viene siendo habitual en las campañas que lleva a cabo la DGT en Sevilla, las policías locales colaborarán para extender la campaña a las vías interurbanas.

Resultados de la última campaña

En la última campaña de vigilancia y concienciación sobre el peligro que suponen las distracciones al volante, que la Dirección General de Tráfico realizó entre el 14 y el 20 de septiembre del año 2020, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil controlaron más 7558 vehículos de todo tipo (turismos, motos, furgonetas, camiones, autobuses…) y se formularon 166 denuncias.

De las 166 denuncias impuestas, 109 (el 65,7%) correspondían a la utilización manual del teléfono móvil.

Además de controlar el mal uso del teléfono móvil durante la conducción e informarles de la infracción que estaban cometiendo, los agentes también vigilaron que los conductores no manipularan el navegador u otros dispositivos mientras conducían, distracción equiparable a hablar por el teléfono móvil, o que no usaran auriculares durante la conducción. Por estos motivos, 12 denuncias fueron interpuestas, lo que supuso el 7,2% del total.

Etiquetado:
Miguel Salvatierra

Miguel Salvatierra

Periodista 'todoterreno'. Enamorado del balompié y de sus variantes. Apasionado por conocer. 'El fútbol es la cosa más importante de las menos importantes'. Arrigo Sacchi.

Deja un comentario