La última hora, en tu móvil

La mejor manera de enterarte de todo al momento

Ucrania ha juzgado al primer soldado ruso por los crímenes de guerra cometidos. Se trata de Vadim Shishimarin, un militar del ejército ruso de 21 años, a quien se le ha impuesto la cadena perpetua. Este juicio comenzó hace una semana y en él se ha probado culpable al sargento Shishimarin de matar a un civil desarmado en la región ucraniana de Sumi.

Este soldado ruso estaba al mando de un pequeño grupo que fue atacado y, en su huida, se encontraron con Oleksandr Shelipov, un ucraniano de 62 años que iba empujando una bicicleta mientras hablaba por teléfono. Cuando el convoy liderado por Shishimarin se encontró al hombre, decidieron dispararle para que no les delatara, y fue el propio sargento ruso quien le disparó entre tres y cuatro veces.

El Tribunal de Solomianski ha declarado culpable a este militar ruso del delito homicidio premeditado, conforme al artículo relativo al maltrato o muerte de prisioneros de guerra o civiles recogido en el Código Penal de Ucrania.

En la primera sesión del juicio, el soldado ruso condenado a cadena perpetua contó con todo detalle lo que ocurrió el día en el que asesinó a Shelipov, y pidió perdón a la viuda de la víctima. Además, explicó que su única motivación para alistarse al ejécito fue ayudar económicamente a su madre.

Manuel Rocha

Manuel Rocha

Periodista andaluz. @_manuel_RG_ en Twitter.