La última hora, en tu móvil

La mejor manera de enterarte de todo al momento

El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, ha hecho balance este Lunes de Pascua del transcurso de la Semana Santa tras dos años sin nazarenos en las calles de la capital hispalense. El primer edil sevillano ha respondido a las duras críticas del sector hostelero de la ciudad, que ha denunciado la «persecución» de los agentes de la Policía Local, que, a juicio de los hosteleros, han incumplido los acuerdos a los que llegó el sector con la Delegación de Gobernación.

Muñoz, ante las críticas del sector, se ha mostrado dispuesto a «modular» algunas de estas medidas que se han puesto en marcha durante la Semana Santa. Cabe recordar que, además de la ley seca que se establece desde las carreritas de 2017 en la Madrugá, los bares, restaurantes y tiendas de alimentación de ciertos sectores del centro histórico, tenían que cesar su actividad desde una hora antes a la llegada de la cruz de guía de las cofradías.

Por su parte, el acalde ha mostrado su «satisfacción» por la actuación de los agentes, y el «respaldo» a estas medidas, a pesar del «sacrificio de la hostelería» en este sentido. En cuanto a la Madrugá, Muñoz ha reconocido la falta de urinarios que provocaron un intenso olor a orina en las calles del centro de la ciudad durante la mañana del Viernes Santo.

«Nos jugamos mucho como ciudad», manifestaba Muñoz en cuanto a estas medidas, y ha tendido la mano a los hosteleros sevillanos para «modular algunas cuestiones la próxima Semana Santa».

Miguel Salvatierra

Miguel Salvatierra

Periodista 'todoterreno'. Enamorado del balompié y de sus variantes. Apasionado por conocer. 'El fútbol es la cosa más importante de las menos importantes'. Arrigo Sacchi.