La tristeza ha invadido a los vecinos sevillanos, que se acercan al domicilio de la joven fallecida para mostrar su apoyo. El portavoz de la familia y tío de la menor ha expresado que luchará hasta el final “porque un asesino en potencia que ha matado a mi sobrina y actuado con sangre fría durante 22 días no puede quedar en libertad”. Por su parte, los vecinos de la zona aún no creen lo sucedido: «Era una niña buenísima, esta desgracia nunca debería haber ocurrido».

Miriam Rico. Ayer Sevilla amanecía conmocionada tras conocer que la joven Marta del Castillo Casanueva había sido asesinada por Miguel Carcaño Delgado, persona con la que mantuvouna breve relación sentimental, que duró desde Semana Santa hasta Feria aproximadamente.

Por todos los rincones de la ciudad se comenta la noticia, los vecinos de la capital hispalense aún no pueden creer lo ocurrido y refugian el dolor tras una ‘cortinilla’ brillante que cubren sus ojos.

El barrio de Marta, Tartessos, no es el mismo. Los vecinos de la zona se niegan a creer que nunca más volverán a ver a Marta salir del portal y reunirse allí con su pandilla de amigos: “Parece imposible que la misma tarde de su desaparición estuviera aquí en esta calle, y ahora ya no esté viva” comentan.

Flores, velas, fotografías de la menor, estampas de santos y cartas de apoyo cubren la pared del bloque donde residía Marta. Pequeños y mayores aúnan su dolor, y desde primeras horas de la mañana han acudido al domicilio, el número 3 de la calle Argantonio para dar sus muestras de apoyo.

Asimismo, también multitud de medios locales y nacionales se congregan en torno a la vivienda intentando descubrir nuevas informaciones, realizando preguntas a vecinos y personas allí presentes.

Dos agentes policiales custodian el portal, para que las personas no se amontonen ante él y facilitar la salida y llegada de los propios vecinos del bloque, que salían y entraban con la cabeza gacha.

“Lucharemos hasta el final”

Como ya venía anunciando Sevilla Actualidad, los familiares de Marta afirmaron que desde el principio sospecharon de Miguel, ya que, además de que nunca le gustó ese chico, fue el último que la vio el día de su desaparición.

El portavoz de la familia y tío de la menor, Javier Casanueva, aseguró que llegarán “hasta el final” para que “un asesino en potencia” no quede libre. En lo referente al dispositivo establecido para la búsqueda del cuerpo de Marta en el río Guadalquivir, expresó que “todos estamos esperando que salga pronto y, en ese sentido, hay que reconocer que se están volcando con un despliegue costoso y esforzado».

Aunque Casanueva alabó la investigación policial, matizó por otra parte que la familia no quedó satisfecha con el protocolo establecido desde que se puso la denuncia «de la que nos quejamos desde primera hora porque hasta que nos visitó un responsable de Homicidios pasó mucho tiempo».

Asimismo, el portavoz familiar expresó que “no se puede concretar hasta dónde vamos a llegar, porque somos gente normal y tenemos nuestras propias vidas, pero seguiremos luchando». «Es el compromiso que mi hermana -Eva Casanueva, madre de la menor- ha adquirido para cuando se encuentre mejor», afirmó.

Con respecto a la condena del asesino de Marta, Casanueva rechazó cualquier posibilidad de reinserción para Miguel, ya que “si ha tenido la sangre fría de matar a mi sobrina, ocultar el cuerpo y callar durante veintiún días de una forma fría y calculadora, no debe salir porque es un asesino en potencia”.

Por otra parte, aseguró que la familia se encuentra muy agradecida por el apoyo que los vecinos del barrio y la opinión pública en general está mostrando con ellos, debido a las velas, flores y fotografías que han colocado en el portal del domicilio o la asistencia de centenares de personas que acudieron a un acto organizado en la Isla de la Cartuja por el Moto Club ‘El Taponazo’ del municipio cordobés de La Carlota, que se trasladaron a Sevilla para pedir justicia y apoyar a la familia de la joven.

“Sospechamos de Miguel desde el principio”

Ni a la familia ni a los amigos de Marta les gustó Miguel para ella, y según ha señalado Juan Pablo, amigo de la menor fallecida “era muy celoso con ella, sobre todo cuando lo dejó. Ya sabemos: si no es para él no es para nadie», por lo que sospecharon “desde el primer minuto” de él.

Por su parte, el abuelo de Marta del Castillo ha tildado a Samuel Benítez Pérez, amigo de Miguel Carcaño, detenido y presunto cómplice del crimen, de “cínico”, ya que éste individuo ayudó a los familiares a repartir carteles de la menor y participó en las manifestaciones pidiendo la vuelta de Marta, incluso declarando en diversos medios de comunicación.

Además, también el abuelo de la menor lanzó sospechas sobre el hermano de Miguel quién, según él, también estaba en la vivienda del joven la noche de la desaparición de su nieta, pidiendo además que “se establezca la pena de cadena perpetua para estos malhechores, que los legisladores endurezcan las penas”.

“De Samuel no sabía mucho, sólo un día que vinieron a verla a la playa, y no me agradó desde un primer momento, lo veía muy frio”, expresó el abuelo de la joven.

“Era una niña buenísima, esto nunca debía haber pasado”

La barriada de Marta del Castillo se unía para mostrar el apoyo a la familia de la joven. Multitud de personas se congregaban ante el domicilio familiar para encender velas a la menor, escribir cartas y sentirse así más cerca de Marta.

Un joven allí presente afirmó que conocía a Miguel ‘de vista’: “yo lo veía un chaval normal, nunca escuché que hubiera realizado nada extraño”.

Asimismo, dos vecinas de la zona explicaron a Sevilla Actualidad que conocían a Marta de la barriada,afirmando que “era una muy buena niña, como con todas con las que se iba. Siempre se conocen las más y las menos, pero ella era buenísima. A Miguel no lo conocíamos, él sólo venía y se la llevaba, pero nada más.” Además, tal y como han afirmado otros vecinos, Miguel era un ‘agregado’ al grupo, pues hacía poco tiempo que en ocasiones salía con la pandilla de Marta.

En cuanto a las salidas y entradas de familiares de la menor, los vecinos que permanecieron allí casi toda la tarde afirmaron que tan sólo habían presenciado la salida del domicilio del tío de Marta, que no dio declaraciones: “él se fue pegadito a la pared sin mencionar nada, un hombre lo paró, le dio la mano y siguió adelante”

De otro lado, una ambulancia tuvo que dirigirse a la vivienda para atender a la madre de Marta, Eva Casanueva, según expresaron en medios locales, por una crisis. Además, la familia de la menor además cuenta con un psicólogo por si necesitan su ayuda.

Entre todas las personas que allí se congregaban se encontraba una mujer que todos los días se acercaba al domicilio “por lo menos para expresar el apoyo a la familia. No soy del barrio, pero soy madre y pienso que le podría haber pasado a mi hija…Esto nunca debería haber pasado”.

Otra de las vecinas informaba a Sevilla Actualidad que “la conocía del barrio. Era una chica muy estudiosa, de lunes a viernes se quedaba en casa estudiando y sólo salía los fines de semana, y según su padre, la dejaban hasta las once de la noche”. “¿Por qué le ha tenido que pasar a la criatura esto? Igual que le ha pasado a ella podría haber sido a cualquiera, es una pena muy grande”

Los rostros de los presentes expresaban tristeza, y alrededor de las velas y fotografías tan sólo se oían susurros. Una vecina de la zona informaba: “he venido a traerle una estampita del Cristo de los Gitanos, para que por lo menos, ya que ha pasado esto, que aparezca su cuerpo pronto”.

Finalmente, una joven muy conmocionada con lágrimas en el rostro comentaba: “ni conocía a Marta ni soy del barrio, pero me duele lo que ha pasado. No es justo que una niña con 17 años, que le quedaba una vida por delante haya fallecido de este modo, no me imagino que hace unos días estuviera aquí y ahora esté muerta”

www.sevillaactualidad.com

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *