Reunión entre el Ayuntamiento de Sevilla y la Consejería de Justicia, Administración Local y Función Pública

La Consejería de Justicia, Administración Local y Función Pública y el Ayuntamiento de Sevilla han acordado hoy «acompasar» las soluciones al transporte público para la Ciudad de la Justicia en Palmas Altas, a través del servicio de la empresa pública de autobuses urbanos Tussam, con el calendario de traslados progresivos de órganos judiciales al complejo. Esta operación comenzará en el segundo semestre de 2023 con los 14 juzgados de lo Contencioso-Administrativo.

Así lo han anunciado el consejero de Justicia, José Antonio Nieto, y el alcalde de la capital hispalense, Antonio Muñoz, tras la reunión que ambos han mantenido hoy en el Ayuntamiento de Sevilla, para abordar la necesaria colaboración para «la mayor operación que nunca ha puesto en marcha la Junta de Andalucía y probablemente una de las más complejas», en palabras de Nieto, como es el traslado a Palmas Altas de los más de un centenar de órganos judiciales y servicios anexos que actualmente se encuentran dispersos en diferentes sedes de la ciudad.

«Cuando esté terminada será la segunda mayor de toda España, solo por detrás de la de Barcelona», ha destacado el consejero sobre una Ciudad de la Justicia que, con más de 110.000 m² en superficie y una inversión directa de la Junta de 200 millones de euros, ha calificado como el «el gran complejo judicial de Sevilla y Andalucía» y «una referencia a nivel nacional y no hay tantas a nivel europeo comparables».

De esos 110.000 m², unos 48.000 m² están ocupados por siete edificios ya construidos que el Gobierno andaluz adquirió, junto a dos parcelas anexas, por 70 millones de euros. Nieto ha agradecido su impulso al ex vicepresidente de la Junta Juan Marín para desbloquear un proyecto que llevaba décadas atascado. La ejecución completa requiere por tanto edificar una superficie aún mayor que la actualmente construida.

Recepcionar la parcela

Precisamente, durante la reunión, Nieto ha solicitado al alcalde que «la parcela sea recepcionada por el Ayuntamiento» para que accedan a ella los servicios públicos municipales, ya que una vez que se va a ubicar allí un equipamiento público «ya no tiene sentido» la Junta de Compensación que hasta ahora se encargaba de prestarle servicio.

El consejero ha incidido en la «complejidad» de esta operación que requiere «el esfuerzo de todos, los primeros los operadores jurídicos para trasladar su trabajo a ese nuevo espacio donde van a tener la última tecnología, una arquitectura del máximo nivel, dotada de eficiencia energética y las mejores condiciones».

Además, ha detallado que el «primer hito empezará el año que viene» con el traslado a partir de verano de la jurisdicción Contencioso-Administrativa. El objetivo es que los 14 juzgados de la misma estén en Palmas Altas antes de final de año. La siguiente jurisdicción en trasladarse será la Social y después irán la Civil hasta finalizar con la Penal. Nieto ha marcado el horizonte del año 2027 o principios de 2028 para culminar todo el proceso, unos plazos que ha reconocido que son exigentes si bien «no se puede alargar en el tiempo porque no tiene sentido esta inversión y esta apuesta si demasiado tiempo tenemos dispersas las sedes judiciales en Sevilla».

«Probablemente nunca antes se haya puesto en marcha algo tan complejo en la Consejería de Justicia. Vamos a estar al mismo tiempo usando un juzgado, transformando otro y construyendo otro. No se puede hacer en menos tiempo y estamos asumiendo un riesgo importante al fijarnos plazos tremendamente exigentes para que la Ciudad de la Justicia de Sevilla esté en condiciones cuanto antes», ha defendido.

Diferentes necesidades

En este complejo proceso, Nieto ha agradecido la disposición del alcalde para ir acompasando la prestación de transporte público conforme a las necesidades que «no son iguales» en todas las jurisdicciones, de ahí que se haya decidido comenzar por los juzgados de lo contencioso-administrativo con una plantilla de operadores jurídicos de medio millar de profesionales, además de personal de mantenimiento, limpieza y otros servicios, y que mueve a menos ciudadanos.

Por su parte, el alcalde de Sevilla ha explicado que «en cuanto a la primera fase prevista por la Junta para la adaptación de las antiguas instalaciones de Abengoa a las nuevas dependencias judiciales, y para las que se baraja el segundo semestre de 2023, los trabajos se podrían tramitar ante la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente vía Declaraciones Responsables, imprimiendo, pues, la celeridad y simplificación necesaria a los trabajos».

«Se reforzará el transporte público de Tussam, con las líneas que sean necesarias conforme se produzca el traslado de las distintas instalaciones judiciales, así como las ubicaciones de aparcamientos o los accesos con carriles bici, priorizando en todo momento una movilidad sostenible», ha abundado el regidor.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad