Los nuevos chalecos antibalas de la Policía Local de Sevilla / Ayuntamiento de Sevilla

La última hora, en tu móvil

La mejor manera de enterarte de todo al momento

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Sevilla ha denunciado ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social los chalecos antibalas entregados a la última promoción de la Policía Local de Sevilla, «al no cumplir los mínimos requisitos de seguridad para los profesionales que los portan, ya que no se ajustan debidamente al cuerpo, por tratarse de unidades de talla única», explica el delegado de CSIF en la Policía Local de Sevilla, Santiago Raposo.

Tras registrar CSIF diferentes escritos los días 24 de marzo -dirigido al Jefe de la Policía Local- y el 29 de abril –ante el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Ayuntamiento de Sevilla- y no haber recibido respuesta, CSIF ha optado por denunciar esta situación ante la Inspección de Trabajo.

Un problema que viene desde 2014

CSIF Sevilla recuerda en este sentido que ya la propia Inspección de Trabajo, en el año 2014, requirió al Ayuntamiento de Sevilla que evaluara este riesgo para los policías, por la utilización de estos mismos chalecos antibalas, porque no se adaptaban a las tallas de cada persona, por lo que se debían adoptar medidas para eliminar el riesgo.

El sindicato lamenta que «por falta de previsión y organización en la Jefatura del Cuerpo la historia, se haya vuelto a repetir la misma situación, a los 8 años». El propio Delegado del Área de Gobernación, Fiestas Mayores y Área Metropolitana, Juan Carlos Cabrera, defendió el pasado mes de abril, durante la Comisión de Control y Fiscalización al Gobierno del Ayuntamiento de Sevilla, la utilización de estos chalecos antibalas, “a todas luces inseguros para los policías que los tienen que llevar, los cuales impiden además el normal movimiento de los agentes y dificultan su actividad».

«Atraso» en la Policía Local de Sevilla

A este respecto, desde CSIF «no vamos a permitir que se ponga en riesgo la seguridad de nuestra plantilla por esta improvisación e incapacidad de gestionar a tiempo las necesidades de nuestros compañeros y compañeras», afirma Santiago Raposo.

Ante esta situación, CSIF Sevilla denuncia que «muchos policías de la última promoción, al sentirse inseguros con los chalecos antibalas entregados por la Jefatura, han optado por comprar su propio chaleco antibalas».

El sindicato reclama asimismo que el Delegado del Área de Gobernación, Fiestas Mayores y Área Metropolitana «lleva meses desaparecido de la esfera de la Policía Local, permitiendo así que los funcionarios de este cuerpo policial sean maltratados continuamente, por lo que es cómplice de la situación de desgobierno, descontrol y desorganización que se vive en el seno del Cuerpo», concluye el delegado de CSIF en la Policía Local de Sevilla.

CSIF Sevilla quiere recordar por último que numerosos profesionales «siguen trabajando hacinados en distritos policiales, sin geolocalización en los patrulleros, sin poder acceder a la base de datos del Cuerpo Nacional de Policía, sin recibir vestuario y terminales móviles para hacer su trabajo en la calle». «Somos una policía anclada en los años noventa, nada moderna y nada operativa, por culpa de esta falta de interés de todos los partidos políticos que han gobernado la ciudad de Sevilla».

Manuel Rocha

Manuel Rocha

Periodista andaluz. @_manuel_RG_ en Twitter.