La Asociación de Consumidores y Usuarios en Acción de Sevilla y el portavoz del PP en el Ayuntamiento, Juan Ignacio Zoido, consideraron ayer que la medida de restricción del acceso al centro propuesta por el Consistorio es «ilegal». Ambas entidades, expresaron el temor a posibles irregularidades en el proceso de recaudación de sanciones y la inseguridad jurídica que podría provocar la futura regulación de acceso al centro por lo que están estudiando la posibilidad de llevarla a los tribunales.

Sevilla Actualidad. El secretario general de Facua Sevilla, Rubén Sánchez, explicó ayer que, al intentar equiparar la medida con lo que existe en otras ciudades, «se obvia que aquí sólo se han puesto los cimientos del plan previsto, por lo que no se puede continuar por el tejado, ya que esto es lo último que debe hacerse».
A su juicio, la corporación local debe seguir cumpliendo con el plan de aparcamientos, «que en algunos casos ni se sabe si empezarán», así como garantizar la llegada del metro al centro o a su entorno y planteando la necesidad de introducir modificaciones en aquellas líneas de Tussam que pasan por el centro.
«Ahora no es el momento», resumió Sánchez, que añadió que «al final los sevillanos tenemos que pagar por los retrasos cuando no hay alternativas para acceder» y criticó, asimismo, que iniciativas como la propuesta no vengan acompañadas por la participación y la interlocución con los agentes sociales representativos.

Zoido: “Yo no lo haría”

Por su parte, en declaraciones a los periodistas, Zoido insistió en sus dudas acerca de la legalidad de la decisión del Consistorio hispalense y apostó por analizarla «en profundidad, por si hay que llevarlo a los tribunales», ya que se preguntó «en qué artículo de qué ley se basan para multar por estar más de 45 minutos en el centro».
Achacó este anuncio a «arbitrariedades y ocurrencias» además de decir que él no haría esta medida. Es más, explicó que si llega a ser alcalde de la ciudad dará marcha atrás. «Cuando yo sea alcalde, si ellos lo ponen, yo lo voy a quitar», sentenció.
Con respecto al metro, insistió en que «tiene que haber varias bocas para dar servicio a todo el recorrido, la Plaza Nueva tiene que tener una, como en todos los centros de ciudades del mundo que tienen metro», ante lo que recordó que «poner una sola parada en el mayor centro histórico de Europa sería el fracaso de la Línea 2».

Movilidad apela a la “flexibilidad” del plan

La Delegación de Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla, por otra parte, garantizó la «flexibilidad» del sistema del Plan de Ordenación Viaria del Casco Antiguo y Protección de la Zona Monumental. Así en caso de manifestación o avería grave en los suministros de agua, por ejemplo, se procederá a la anulación de control de la entrada correspondiente para que el criterio sancionador quede sin efecto.

En este sentido, expuso que esta medida es «un derecho jurisdiccional», si bien recordó que la ordenanza está correctamente aprobada desde el punto de vista municipal, así como ratificada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). «Si hay una consideración en contrario no me corresponde el papel de juez, sino a la Justicia, si al final se recurre a ella», sentenció.
Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad