El gobierno de la ciudad ha alcanzado un acuerdo con las distintas centrales sindicales con representación en mesa de negociación de la plantilla municipal para la estabilización de un total de 701 plazas ocupadas en estos momentos por interinos, cuyo objetivo es reducir la temporalidad en el empleo público y que entró en vigor a finales del año pasado.  

Se trata de uno de los mayores procesos de estabilización que se van a producir en los ayuntamientos españoles en aplicación de esta norma estatal. Se mantendrá abierta la negociación por si se detectara alguna plaza más, si bien se ha agotado el máximo de las posibilidades legales. Dentro de este acuerdo de estabilización, tienen especial protagonismo los Servicios Sociales, absorbiendo más de un centenar de plazas para interinos del total. 

De hecho, esta iniciativa del gobierno municipal, surgida de la Delegación de Recursos Humanos y Modernización Digital, fijó en principio una propuesta con 644 plazas, que finalmente se ha podido ampliar en otras 57 ampliando el alcance en el área de Servicios Sociales

Las primeras 644 cuentan ya con el informe favorable de la Secretaría de Estado de Función Pública y están pendientes de la fiscalización de la Intervención General del Ayuntamiento. En cuanto a las 57 restantes, se remitirán en los próximos días al Ministerio de Política Territorial del Gobierno de España, tras ser firmadas hoy por los representantes sindicales y la delegada de Recursos Humanos y Modernización Digital, Clara Macías. 

El acuerdo suscrito con las secciones sindicales será asimismo elevado para su aprobación a una próxima Junta de Gobierno Local.