Los funcionarios del centro penitenciario Sevilla-I han salvado la vida a un interno que intentaba suicidarse este domingo. El interno, además, tenía un compañero de apoyo, según han informado desde Acaip (Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias).

Los hechos ocurrieron este domingo sobre las cinco de la tarde. Uno de los funcionarios encargados del módulo 53 se percató, al abrir la puerta de la celda, que el interno tenía una cuerda rodeándole cuello y esta, a su vez, atada a la estructura de la litera en la que se encontraba tumbado. El funcionario, tras comprobar que tenía pulso, procedió a aplicarle las medidas de reanimación.

Tras ello, el interno fue llevado a las dependencias médicas del centro, donde fue asistido por los sanitarios.

Protocolo de prevención del suicidio

El recluso seguía un protocolo de prevención del suicidio y, además, contaba con un compañero de apoyo. Este, en el momento de los hechos, se encontraba dormido debido al efecto de su medicación.

El sindicato destaca la profesionalidad de los funcionarios de Sevilla-I que vienen desempeñando una «labor de compromiso inconmensurable, tanto cuando se tuvo que afrontar una situación de gran excepcionalidad regimental en la superación de una crisis sanitaria donde se pudo garantizar plenamente una ordenada convivencia en el interior del establecimiento, como en la actualidad, retomando la nueva normalidad en la reanudación de comunicaciones con las mismas carencias en cuento a recursos humos y materiales de las que se adolecen hace muchos años».

Deja un comentario