Imágenes de las podas que se han producido durante la pasada semana en la Cruz Roja y las calles adyacentes. SA

La Red Sevilla por el Clima, junto con las asociaciones Ni un árbol menos, plataforma Salva tus árboles Sevilla y plataforma ciudadana Macarena para Todas, entre otras, han trasladado al Ayuntamiento de Sevilla su preocupación por las incongruencias detectadas en el proyecto de peatonalización de la Avenida de la Cruz Roja por el que esperan la tala de 50 árboles. En concreto, en el marco del proyecto renovación de redes de abastecimiento, saneamiento y optimización de parámetros ambientales, urbanísticos, sanitarios y sociales dentro del Marco del Ciclo Integral del Agua en las calles Doctor Jiménez Díaz y Manuel Villalobos.

En primer lugar, manifiestan que existe una gran disparidad entre lo indicado en el Anexo 24 “Protección del Arbolado”, donde se indica que no es necesario proceder a la tala de árboles, y en el resto de los documentos, donde se detallan los ejemplares que serán apeados, unos 50, recogidos en el Capítulo 4 de la Memoria, apartado 6.8 Plantaciones, documento de Presupuesto, Planos, etc.). Esta entidad no encuentra justificación alguna, menos aún, cuando se trata de un proyecto cofinanciado por la UE a través del programa LIFE.

Injustificada fobia al Naranjo

En segundo lugar, a parte de la tala innecesaria de árboles, las entidades indican que tampoco se comprende la propuesta de trasplantes de arbolado de la calle Manuel Villalobos, ya que acabar con 16 robustos naranjos sanos, reubicándolos en el interior del colegio colindante y sustituidos por acacias, solo serviría para reducir el espacio de carril bici y reducir el efecto de bóveda de sombra de la calle.

Por ello, se considera que la ordenación propuesta carece de toda lógica ya que con el desplazamiento del aparcamiento sobre el carril suprimido este acerado ganará 6,0 m: de ellos 5,0 m completamente libres para el paseo de los viandantes por el acerado que desemboca en la plaza de Arias Montano, pudiéndose mantener la alineación de naranjos y el carril bici actual, lo que no solo beneficia las condiciones medioambientales de la calle y el agradable paseo de las bicicletas junto a los naranjos, sino que simplifica la obra y su coste económico.

Por ello, la Red Sevilla por el Clima, apoyada por el resto de las entidades, ha trasladado al Ayuntamiento que la ordenación prevista solo encuentra argumentación desde la actual fobia de la administración municipal al naranjo, árbol frutal identitario de Sevilla por ser su origen el de ciudad huerta, es decir, implantada sobre las huertas de esta parte del fértil Bajo Guadalquivir. Y más concretamente, en esta parte de ciudad que es la extensión de la Macarena sobre las huertas del Rosario, de Santa Ana, del Hierro, de la Pintada y Vistahermosa, como puede leerse en el Plano de Sevilla de 1910 de Antonio Poley y Poley. Lo que confirma que mantener los naranjos de Manuel Villalobos es una acción cívica necesaria porque es mantener el legado cultural de nuestra ciudad.

El Ayuntamiento aclara que la Cruz Roja casi duplicarán el número actual de árboles

La delegada del Distrito Macarena, Clara Macías, ha aclarado hoy que el proyecto en marcha para la renovación de las redes y la transformación urbana y medioambiental de la Avenida de la Cruz Roja y de sus calles anexas Jorge Montemayor, Doctor Jiménez Díaz y Manuel Villalobos implica casi duplicar el número de árboles existente actualmente en la zona, hasta los 271, y que «en ningún caso» habrá apeos injustificados o que no estén sustentados sobre informes técnicos preceptivos.

«Todo el proyecto se desarrolla a partir de un estudio técnico de los árboles existentes, los alcorques que se encuentran vacíos y los nuevos ejemplares que se plantarán en todo el ámbito de actuación. Habrá, asimismo, más zonas verdes y ajardinadas, conforme a un proyecto de hondo calado medioambiental y concebido para luchar contra el cambio climático», ha explicado la delegada.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario