Avenida de la Cruz Roja / SA

El Ayuntamiento de Sevilla iniciará esta semana las obras del proyecto para la renovación de la Avenida de la Cruz Roja y de las calles anexas. Vecinos y comerciantes de la zona ya conocen la planificación del arranque de estas obras, que comportan un plan específico de movilidad con desvíos alternativos que se pondrán en marcha desde este miércoles.

En concreto, a partir de este miércoles y hasta el día 1 de julio, las líneas de Tussam que atraviesan la Avenida de la Cruz Roja (1, 11, 12 y 16) tendrán un recorrido provisional por Fray Isidoro de Sevilla y San Juan de Ribera. En cuanto a la movilidad en general, el plan de tráfico por obras se inicia también este miércoles y se prolongará hasta la tercera semana de enero de 2022. Durante este tiempo, la Avenida de la Cruz Roja queda sin circulación rodada. Se reordenará León XIII en sentido Ronda Histórica desde Fray Isidoro de Sevilla. Por su parte, el tramo en dirección hacia Doctor Leal Castaños se mantiene como hasta ahora. Cambia también de sentido la calle Fernández de Guadalupe y la calle Manzana, a fin de configurar los itinerarios alternativos para acceder a León XIII y, de ahí, a la Ronda Histórica. 

El diseño del proyecto de obras de la Avenida de la Cruz Roja se plantea con criterios de sostenibilidad, mejora urbana y lucha contra el cambio climático. De hecho, en todo el entorno se implantará un sistema de drenaje urbano sostenible, nuevos espacios públicos, fuentes para consumo humano, más árboles y fuentes ornamentales. Se generará un amplio espacio peatonal con plataforma única en la Avenida de la Cruz Roja.

¿Cómo serán las obras de la Avenida?

El proyecto licitado por Emasesa establece, en primer lugar, la renovación de las redes de abastecimiento y saneamiento que se encuentran en mal estado. En total, más de 900 metros de longitud de trazado que contará con nuevas conducciones que mejorarán el servicio que se presta en la zona.

En todo este entorno se implantará un sistema de drenaje urbano sostenible para controlar el agua en origen y asegurar la calidad de las aguas en escorrentía. Adicionalmente, se trata de generar espacios más agradables y saludables al ciudadano y mejora de la biodiversidad. Para ello, como técnicas SUDS, se utilizarán alcorques estructurales, pavimentos permeables, parterres inundables y pozos de infiltración.

Se cambiará por completo la sección de las calles siguiendo criterios de accesibilidad, para favorecer la movilidad peatonal y ciclista e introducir nuevas zonas verdes y arbolado. La Cruz Roja quedará como vía peatonal con plataforma única y contará con 3,50 metros de vial mixto para los ciclistas, el servicio de hospital y el acceso a los garajes. En la conexión con las calles Manuel Villalobos y Doctor Jiménez Díaz se habilitará una nueva plaza pública con una fuente ornamental, un pequeño bosque urbano alrededor del ficus y un nuevo carril bici. En todo el trazado se plantean pavimentos diferenciales respecto a los acerados de la ciudad con adoquines especiales permeables y placas prefabricadas de gran formato en la nueva plaza. Se incorporará, asimismo, un diseño específico con distintas tonalidades y los pavimentos rodados serán de capas de hormigón bituminoso.

Nueva red de alumbrado

La transformación urbana incorporará también una nueva red de alumbrado tipo LED y hasta tres fuentes ornamentales: dos en la puerta verde de acceso a la Cruz Roja desde la Ronda histórica y otra de tamaño triangular en la nueva plaza que quedará ubicada frente al colegio Arias Montano. Habrá también nuevo mobiliario urbano para generar espacios de convivencia y uso público.

Esta transformación urbana se completará con la reordenación de la movilidad en la zona Norte y Macarena con las línea de Tussam, los cambios de sentido de la circulación en distintas vías o la reducción de vehículos en la Ronda Histórica, ampliando el espacio destinado al peatón y al uso ciclista y estableciendo medidas de calmado del tráfico, que a su vez redunda en mayor seguridad viaria. 

Organización de las zonas verdes

En cuanto al arbolado, el objetivo del proyecto es prácticamente duplicar el número de ejemplares existentes en la zona, que tendrá hasta 271 en total. Todo el proyecto se ejecutará con un estudio técnico de los árboles existentes, los alcorques que se encuentran vacíos y los nuevos árboles que se plantarán en todo el ámbito de actuación. Habrá, asimismo, más zonas verdes y ajardinadas. De hecho, ya se ha procedido a una primera plantación de nuevo arbolado.

La gestión del agua urbana como elemento vertebrador se realizará a través de tecnologías innovadoras para reducir la temperatura (efectos “isla de calor”), con la transformación de un espacio que pasará a ser peatonal y más eficiente energéticamente.

Así, se desarrollarán hasta cuatro zonas con sombra y climatizadas en las obras de la avenida Cruz Roja. Todo ello a través de la implantación de un proyecto piloto que emplea un proceso de enfriamiento y almacenamiento de agua fría para rebajar la temperatura. Estas áreas de estancia estarán ubicadas en el patio del colegio público Arias Montano, en la plaza ubicada entre las calles Manuel Villalobos y Doctor Jiménez Díaz, en la zona de juegos infantiles de la plaza Manuel Garrido y en las marquesinas de las paradas de autobús de la calle Manuel Villalobos.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario