Los contratistas podrán cobrar a través de los bancos todas las facturas que les debe el Ayuntamiento y que hayan sido presentadas antes del 1 de enero de este año.

El Ayuntamiento de Sevilla remitirá mañana día 15 al Ministerio de Hacienda el listado de facturas pendientes a proveedores que, cumpliendo con el Real Decreto 4/2012, emitido por el Gobierno, podrán cobrar a través de entidades bancarias a las que posteriormente el Ayuntamiento, devolverá las cantidades.

Esta medida permite agilizar los pagos pendientes por obras o servicios prestados por emprendedores, con el objetivo de que puedan mantener o aumentar los puestos de trabajo además de recuperar la confianza de los que prestan servicios a la administración.

Para Juan Ignacio Zoido, “esta medida es un revulsivo para el empleo y la generación de confianza de los emprendedores con la administración” y ha añadido que “se trata de pagar a quien ha hecho un servicio o una obra (independientemente de la liquidez que haya en la tesorería del Ayuntamiento de Sevilla) y puedan cobrar por el trabajo realizado que en muchos casos hace años que fue contratado”.

Así, a lo largo del jueves, el Ayuntamiento remitirá al Ministerio de Hacienda la relación certificada de todas las obligaciones pendientes de pago del Ayuntamiento así como de sus Organismos Autónomos y Empresas locales, en cumplimiento del Real Decreto 4/2012, emitido por el Gobierno con objeto de articular un mecanismo que permita a los acreedores de las entidades locales y autonómicas el cobro de sus derechos pendientes, lográndose con ello el saneamiento de las cuentas de las administraciones públicas. De esta forma, el Ayuntamiento da ese primer paso necesario para conocer la cuantía exacta de las cantidades pendientes de cobro de los proveedores.

Ya con la aprobación de los Presupuestos de la Corporación para el ejercicio 2.012 se inició esta línea de actuación, al consignarse en los mismos un importe por encima de los 5 millones de euros para el pago de deudas pendientes que la Corporación venía arrastrando desde hacía tiempo.

Ahora hay una nueva fórmula de pago para agilizar esos pagos y hacer posible cumplir con el abono de todas las facturas presentadas en el registro administrativo del Ayuntamiento antes del 1 de enero de 2012.

“El pago de esas facturas es una forma de frenar el cierre de empresas y apostar por el mantenimiento de los puestos de trabajo  para que con ello se fomente el consumo, y, en general, se recupere la actividad económica, dando solución a la situación por la que atraviesan muchos proveedores”, dice Zoido.

Así, los contratistas podrán hacer efectivos los cobros en las entidades financieras concertadas de manera rápida y ágil, lo que determinará la extinción de sus deudas. Y las administraciones tendrán un plazo de 10 años con dos de carencia para la devolución de la misma, pudiendo el Estado detraer de las cantidades de la participación en los tributos del Estado la parte no abonada a los bancos por la Administración correspondiente.

Este proyecto redundará en la estabilidad presupuestaria y la sostenibilidad financiera, puesto que las corporaciones locales están obligadas paralelamente a elaborar un plan de ajuste que ha de aprobarse antes del 31 de Marzo por el Pleno de la Corporación, y que condicionará la autorización por el Ministerio del plan.

www.SevillaActualidad.com

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para laSexta. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...