palacio-congresos-2

La Unión Temporal de Empresas ha decidido en las últimas horas paralizar las obras de ampliación del Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla ante la “inactividad” del gobierno municipal.

La respuesta del equipo de gobierno municipal a la UTE responsable de las obras es clara: el Ayuntamiento no pondrá más dinero en Fibes hasta que no justifique las facturas que, dice, se adeudan.
Así lo ha confirmado esta mañana el delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, después de que los promotores de las obras de ampliación del Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla anunciasen su paralización hasta que el Ayuntamiento efectúe el pago de 12 millones de euros que, sostienen, es lo que se les debe.

Según se ha expresado Vílchez, Urbanismo solicitó en julio un informe a la UTE pidiendo que se detallara exhaustivamente esta cantidad que el Ayuntamiento tenía que pagarles. También se ha solicitado, ha confirmado, otro informe para que expliquen cuál es la causa por la que se ha desprendido el aluminio que reviste el techo y las paredes del nuevo auditorio.

“La UTE adjudicataria de la obra se comprometió a entregar dichos informes a principios de septiembre, ya que se les solicitó en julio, pero aún seguimos sin noticias”, ha dicho Vílchez.

“La obra de Fibes se adjudicó por 66 millones de euros y ya vamos por 100 millones, por lo que no estamos dispuestos a seguir desembolsar dinero sin ningún control presupuestario”, ha destacado el delegado de Urbanismo, quien a su vez ha insistido en que “la obra no se ha paralizado, aunque sí está ralentizada, ya que la UTE que construye no mantiene al mismo personal que antes”.

En cuanto a las obras que aún no se han acometido, Vílchez ha explicado que “también se le ha solicitado a la UTE que detalle en un informe de qué partidas se pueden prescindir porque realmente no sean necesarias y en cuáles se pueden abaratar costes”.

Según el responsable de Urbanismo, “antes no se controlaba la obra, lo que ha implicado que se produzca este gran desvío presupuestario, pero nosotros no estamos dispuestos a seguir desembolsando dinero sin una justificación detallada de lo que se va a pagar y por qué, ya que no vamos a tirar el dinero de los sevillanos”.

“El gobierno tiene una apuesta decidida por Fibes y la obra se llevará a cabo, pero de ninguna manera vamos a pagar facturas que no estén conformadas”, ha destacado el delegado de Urbanismo, quien ha insistido en que “prueba del interés y el control que tenemos de la obra es que, desde el primer día, desde que Zoido es alcalde, hay un técnico de Emvisesa siguiendo diariamente el desarrollo de la obra”.

Vilchez ha insistido en que estos obstáculos se irán resolviendo ya que el gobierno municipal está “trabajando duro para conseguir resolver los problemas para hacer una realidad la ampliación de Fibes, una infraestructura estratégica para el turismo y el empleo en la ciudad”.

Espadas: “No caben las excusas en este caso”

Lo cierto es que Zoido no podrá acudir a la Diputación para pedir auxilio. En rueda de prensa, su presidente, Fernando Rodríguez Villalobos, ya ha dicho esta mañana que no renuncia “ni para lo bueno ni para lo malo” a su cuota de responsabilidad, pero confirma que no pondrá “ni un euro más, ni para Fibes, ni para el Estadio Olímpico, ni para nada que se le parezca”.

Mientras tanto, el grupo municipal socialista en el Ayuntamiento ya ha exigido al propio Zoido el «reinicio inmediato» de las obras. «No es de recibido que la empresa adjudicataria de la obra haya tenido que decidir la paralización de las actuaciones ante la inacción del Gobierno municipal que ni siquiera ha tenido a bien celebrar la reunión a la que se había comprometido hace dos meses», sostiene el portavoz del grupo socialista, Juan Espadas, en un comunicado. Además, recuerda que las obras, «a pesar de las dificultades económicas, se encontraban en marcha con anterioridad al cambio de Gobierno».

Espadas ha dejado claro que «no caben las excusas en este caso» porque es el Ayuntamiento de Zoido «el que se comprometió a reunirse con la empresa y analizar la situación de la obra y es el Ayuntamiento de Zoido el que ha preferido mirar para otro lado y dejar el tiempo pasar».

Para el portavoz socialista, son «muy preocupantes» los mensajes que se están lanzando al sector turístico a la vista «del poco interés que parece tener el Gobierno en afrontar las cuestiones claves para la ciudad en este ámbito». Afirma que el PP ha encajado «sin mover un músculo ni tomar medida ninguna» la desaparición de la conexión directa de Sevilla con Londres y el anuncio de un vuelo menos con Madrid.

«La paralización de las obras de Fibes y la pérdida de conexiones claves desde el aeropuerto de San Pablo pueden ser golpes muy duros para el turismo de congresos. El Gobierno no puede permanecer impávido, mirando para otro lado o culpando al anterior Ayuntamiento de las carencias cada día más evidentes en su gestión», afirma Espadas.

En términos parecidos se ha expresado la Asociación Sevillana de Empresas Turísticas, ASET, que espera que la paralización de las obras “se desbloquee lo antes posible”, ya que considera “es una baza fundamental para impulsar el turismo de congresos en la ciudad”.

Su presidente, Antonio Távora, consideró que “el Gobierno encabezado por Juan Ignacio Zoido debe implicarse de manera decidida para que se retomen las actuaciones en FIBES”. Ante esta situación, Távora mostró la postura del sector de colaborar en cualquier aspecto que fuera necesario con el objetivo de abrir “un espacio que es fundamental y que, a día de hoy, no tiene fecha de apertura”.

www.SevillaActualidad.com

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para laSexta. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...