El padre realizó tres disparos en el abdomen, según ha confirmado diversos medios, y se entregó a la Guardia Civil la noche del sábado al domingo.

Un hombre, vecino de Brenes, disparó tres veces contra su hijo de 23 años con una pistola de aire comprimido la noche del sábado, posteriormente se entregó a la Guardia Civil. El joven recibió los disparos en el abdomen, la espalda y la mano, se recupera de las heridas. Tras el suceso fue trasladado al Hospital Virgen Macarena donde, según fuentes hospitalarias, permace estable y en planta. 

La causa de los disparos podría ser una discusión previa mantenida entre la madre y el hijo, que se saldó con los disparos de padre.  Éste se encuentra en las dependencias de la Guardia Civil de Lora del Río acusado de los delitos de homicidio en grado de tentativa y tenencia ilícita de armas. Durante el día de hoy se espera que pase a disposición judicial.

 

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *