operación mónaco caravanas

La Guardia Civil ha detenido en Carmona, dentro de la Operación Mónaco, al dueño de una empresa de compraventa de caravanas por un presunto delito de estafa y  otro de receptación. Además han sido imputados dos ingenieros que se encargaban de la falsificación de la documentación de los vehículos.

Las alarmas saltaron cuando una persona vio en una página web de compraventa on line,  la caravana que le robaron en abril pasado en el interior de una finca de su propiedad en Logroño. Esta caravana tiene unas modificaciones y mejoras muy características que su dueño le realizó, gracias a las cuales la ha podido identificar sin duda en la fotografía de la página web.

Los investigadores de la Guardia Civil localizan el lugar donde, al parecer, se vende dicha caravana. Se trata de un establecimiento especializado en el ramo y situado en el término municipal de Carmona. El equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Carmona se hace cargo del esclarecimiento de estos hechos e inician la llamada “Operación Mónaco”.

Los agentes comprueban, efectivamente, que se trata de un negocio de compra venta de caravanas y casas prefabricadas. Se entrevistan con el dueño del negocio, quien confirma que la caravana denunciada en Logroño, la compró y posteriormente la vendió, aunque solo aporta documentación de la venta de la misma.

La Guardia Civil localiza la mencionada caravana y el comprador, que vive en Lliria (Valencia) y aporta la documentación que tiene en su poder a los Agentes. Éstos observan durante la inspección, que el número de bastidor parece alterado. Descubren, durante el exámenen de la documentación, que los datos consignados no coinciden con la realidad; así, el peso que figura es de 750 Kilos, cuando la realidad es que pesa 1.200.

Ante la sospecha de que se esté comentiendo sistemáticamente un delito, la Guardia Civil procede a contrastar la documentación y los datos del resto de caravanas y casas prefabricadas, contando con la colaboración de sus compañeros del Sector de Tráfico de Sevilla. Como consecuencia de la inspección, se precintan un total de 28 caravanas, que presentan anomalías graves tales como: alteración en el número de bastidor, falsedad en el peso MMTA reflejado en la documentación de las mismas y falta de documentación, entres otras.

La Guardia Cvil observa, asimismo, que  los certificados de las fichas de homologación, han sido firmados por dos peritos industriales. Al parecer, certificaban datos y características falsas de las citadas caravanas, para de este modo darles una apariencia legal ante el Ministerio de Industria y la ITV. Por lo que se imputa a A.C.L. y a J.A.P.B.  de 53 y 52 años por un supuesto delito de Falsedad Documental. Al dueño del negocio, J.A.L.B. se le detiene por los supuestos delitos de Estafa y Receptación de caravanas procedentes de robos.  

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad