La Guardia Civil de Carmona ha detenido al propietario de un bar de la localidad que se dedicaba a sustraer cajetillas de tabaco de la máquina expendedora para venderlas posteriormente, durante un periodo de más de dos años.

La Guardia Civil comenzaba la investigación a raíz de una inspección de tabaco realizada en un establecimiento hostelero de la localidad, en el marco del Plan de Lucha contra el Contrabando y Comercio Ilícito de Tabaco en la Provincia de Sevilla. En el mismo se cotejaron las ventas de tabaco de la máquina y el recargo realizado en una semana, resultando haber sido sustraídas un total de 132 cajetillas, lo que asciende aproximadamente a 594€.

 El propietario del establecimiento contaba con una copia de la llave de la máquina expendedora. Además, la Guardia Civil pudo comprobar cómo el patrimonio económico de esa persona fue aumentando exponencialmente a lo largo de este periodo.

La Guardia Civil realizó gestiones con el estanco responsable del suministro el cual, tras revisar la contabilidad de la máquina de ese establecimiento, se dio cuenta que habían ido teniendo pérdidas durante aproximadamente dos años y medio, ascendiendo estas a un total de 47.000 €.

Por todo ello la Guardia Civil procedió a detener al dueño del establecimiento por el delito de hurto. El propietario del bar ha sido puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Carmona.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario