Vertedero ilegal Arahal

Alertas informativas en tu móvil

Súmate al mejor canal de alertas informativas de Sevilla en Telegram. Entérate de todo al instante en Sevilla Actualidad

Jaedilla – Ecologistas en Acción ha denunciado al Ayuntamiento, a la Delegación Territorial de Desarrollo Sostenible en Sevilla y a la Guardia Civil-SEPRONA la consolidación de un vertedero ilegal que lleva años junto a la residencia Madre Encarnación en Arahal.

La Asociación Ecologista “Jaedilla” ha registrado un escrito en el Ayuntamiento de Arahal, en la Delegación Territorial de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible y al Seprona, denunciando el vertedero ilegal de todo tipo de basura, especialmente de restos de la construcción, en las parcelas traseras y contigua a la Residencia Madre Encarnación ubicada en el barrio de La Mineta.

Tras recibir numerosas quejas de vecinos y el envío de fotos que demuestran que la trasera de la residencia se ha convertido en los últimos meses, e incluso años, en un vertedero ilegal que no para de crecer y donde se puede comprobar que allí hay arrojados distintos tipos de residuos, principalmente derivados de la construcción y pequeñas reformas, pero que también incluyen medicamentos caducados, animales muertos, placas de poliestireno expandido e incluso vehículos desguazados.

Antecedentes

Hace unos años, la Unión Europea llevó hasta el Tribunal de Justicia la no clausura (sellado y restauración) de decenas de vertederos en todo el país. Uno de esos estaba localizado en la carretera Arahal-Morón. Arahal no puede permitirse el lujo de ser señalado por la existencia de otro vertedero. Hoy hemos instado al Ayuntamiento a que tome las medidas necesarias para eliminar de inmediato el vertedero incontrolado, emplazando a los actuales propietarios a que limpien y cierren el solar, tal y como establece la Ordenanza Municipal para la limpieza de la red viaria y la retirada de residuos sólidos urbanos de Arahal (artículos 31, 41, 42 y 55).

La crisis social y ambiental derivada de la pandemia del COVID-19, han propiciado que muchos ciudadanos hayan acometido obras menores de cualquier índole. Estas pequeñas reparaciones domésticas que derivaron en la creación de pequeños vertederos formados en su mayor parte por montículos de escombros y restos de obras. Algunos, dada la poca cantidad de residuo generado, los responsables no han necesitado del alquiler de cubas. O por el contrario, era mayor que la cantidad máxima diaria que puede llevarse al punto limpio de la Avenida de Lepanto. Esto ha dado lugar a que mucha gente utilice los alrededores del municipio para eliminarlos de forma incorrecta y pasando desapercibida. Esto ha llevado a la creación de varios vertederos ilegales. Lo que ha su vez provoca una lamentable imagen visual en todas las entradas de Arahal.

Es prioritario que el Ayuntamiento inicie una campaña de información sobre la correcta gestión de los residuos. Especialmente, de los generados en las pequeñas reformas caseras. Estaría dirigida a la población en general, pero haciendo especial hincapié en la responsabilidad que tienen las empresas constructoras, empresas de transporte en cubas y al sector de la construcción en general.

Las soluciones propuestas por los grupo ecologistas en Arahal

Para ello, el consistorio debería utilizar los medios materiales y humanos de que dispone para colocar en distintas zonas estratégicas cubas o contenedores. Esto servirá para aquellos vecinos que hacen obras menores puedan depositar allí los residuos que generen. Advirtiéndoles claramente que sólo y exclusivamente se recogerán residuos inertes de la construcción.

Para prevenir y/o atajar el vertido incontrolado de escombros hay mecanismos legales que nuestros representantes públicos no han querido aplicar. Algunas son intensificar la vigilancia de las obras, no dar licencias de uso de viviendas si no se justifica la correcta gestión de los escombros o el cobro de una fianza adicional por escombros a la hora de conceder licencias de obras. Estas últimas deben ser irrecuperables si no se entreguen los justificantes de que los escombros se han depositado en un vertedero controlado.

Una parte de la sociedad actual no tiene sensibilidad por la gestión de nuestros residuos generados en los hogares, aún teniendo más información. Bien a los contenedores indicados para cada tipo, o incluso entregarlos en el punto limpio aquellos que no deben ser tratados como el resto. Como entidad socioecológica no podemos tolerar que conviertan nuestro medio ambiente en un infinito vertedero donde dispersar todo tipo de residuos contaminantes.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad