La Guardia Civil ha detenido a cinco personas en una urbanización de Almensilla por cultivar marihuana en una parela ocupada ilegalmente y robar en las viviendas cercanas. Las sospechas sobre la plantación dieron lugar a una investigación en la que se descubrió un «casual» aumento de robos en la zona tras la «ocupación» de la parcela.

La investigación efectuada por la Guardia Civil, dentro de la operación denominada “Irasco”, comienza a finales del año de 2018, cuando se sospecha de la existencia de una posible plantación de Cannabis Sátiva-L, de donde se obtiene la marihuana, destinada al tráfico de drogas al menudeo en la localidad de Almensilla y localidades limítrofes. El cultivo ilegal estaría ubicado en el interior de la parcela, en una urbanización de la localidad de Almensilla.

Por parte de la Guardia Civil se realizan diferentes operativos y gestiones, descubriendo que dicha vivienda, cuya propietaria es una entidad bancaria, esta ocupada ilegalmente, entre otras personas, por un grupo de jóvenes vecinos de la localidad de Puebla del Río, algunos de los cuales tienen antecedentes por delitos contra la salud pública, así como numerosos antecedentes de robos con fuerza en las cosas en viviendas y establecimientos comerciales.

Se procede a intensificar los controles operativos sobre dicha vivienda así como de las personas que supuestamente la ocupan ilegalmente y se comprueba que las mismas suelen trasladarse a la vivienda a ultimas horas del día, durante días alternos, para el riego y mantenimiento de la plantación, así como se les ha observado en algunas ocasiones acudir con bultos grandes y pesados y bolsas grandes de basura, pudiendo preveer los investigadores que pudiera tratarse de efectos sustraídos.

Antes esta última posibilidad, se procede a realizar un estudio exhaustivo de posibles delitos de robos en viviendas y establecimientos tanto en la localidad de Almensilla como de localidades limítrofes. Los investigadores de la Guardia Civil comprueban que desde la ocupación de esta parcela, han aumentado los robos en viviendas en la urbanización en la que se encuentra ubicada, incluso han llegado a ser objeto de robo con fuerza varias de las viviendas colindantes.

Los agentes llegan a la conclusión de que la vivienda esta ocupada ilegalmente, además de con el fin del cultivo de marihuana y su posterior destino al tráfico de drogas, con la finalidad de usarla de almacenamiento de efectos sustraídos, por todo esto se procede a registrarla. Durante el registro se intervienen 123 plantas de Cannabis sativa- L, así como diversos objetos y enseres que una vez realizadas las pertinentes gestiones, se logra comprobar que fueron sustraídos en dos viviendas próximas a donde se localiza la vivienda ocupada.

Posteriormente realizada gestiones con la entidad bancaria así como con la empresa de suministro de electricidad y se confirma que la vivienda se encontraba ocupada ilegalmente y que los “ocupas” estaban estafando fluido eléctrico, haciendo entrega de la vivienda a su legítimo propietario.

Como resultado final de la operación llevada a cabo por la Guardia Civil, se ha procedido a la detención de cinco personas, de 35, 34, 29, 31 y 35 años, así como a la recuperación de varios de los efectos sustraídos por éstos.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *