El éxito de la selección española profesional de fútbol ha sido escueto, excepto en los cuatro años que van desde 2008 al 2012.

La triple corona, a la cuales solo se resistieron dos Copas Confederaciones, un premio menor,  y una declinación a última hora para participar en la Copa América de la Conmebol, la cual llenó el ego del nacionalismo español para la “reconquista” de América, aunque fuera un torneo de fútbol y solo con los países de Sudamérica , la sensatez de los jugadores para no participar fue muy acertada..

“We’re a million volts in a pool of lights

Electricity in the room tonight

Born from fire

Sparks flying from the sun

Yeah, I hardly know you, can I confess?

I feel your heart beatin’ in my chest

If you come with me

Tonight is gonna be the one”

Si nos centramos en los torneos europeos, excepto los tres campeonatos (1964,2008, 2012) y el subcampeonato(1984), este ha sido el mejor puesto que se ha alcanzado. Recordemos:

La primera Euro en 1960 en Francia, se retiraron porque el equipo representante del estado fascista español se negó a enfrentarse a la comunista URSS. Descalificados en cuartos de final.

En 1964, la Euro se organiza en España. El equipo estatal obtiene el campeonato ante la misma comunista URSS. Se ve que alguien le explicó al Caudillo para qué se invierte dinero en fútbol, de esta forma sus éxitos repercuten en la política.

En 1968, fue en Italia, la misma federación que derrotó en los penales al equipo español en Wembley e Inglaterra,  la selección autonómica que eliminó a esa España que prohibía las Autonomías y muchas más cosas en cuartos de final.

En 1972 se celebra en Bélgica. En aquella ocasión no pasó del primer tramo de clasificación con la URSS, Irlanda del Norte (otra selección autonómica) y la griega Chipre. Participaron 32 equipos en la fase de clasificación y ahí se quedaron.

En pocas palabras, la Selección española sólo se clasificó una vez, pero la ganó, en las primeras cinco ediciones. Desde 1960 hasta 1976 la fase final solo era disputada en la ronda de semifinales por cuatro seleccionados.

En 1976 se celebra la última edición de la fase final de cuatro equipos. La Alemania occidental elimina en la ronda de cuartos a doble partido al equipo español.

“’Cause you’ve faith and no fear for the fight

You pull hope from defeat in the night

There’s an image of you in my mind

Could be mad but you might just be right

We are the people we’ve been waiting for

Out of the ruins of hate and war

Army of lovers never seen before

We are the people we’ve been waiting for

We are the people of the open hand

The streets of Dublin to Notre Dame

We’ll build it better than we did before

We are the people we’ve been waiting for”

En 1980 se disputa en Italia, el equipo estatal se clasifica entre los ochos equipos para jugar la fase final. Un empate a cero con la anfitriona y dos derrotas 2 a 1 contra Bélgica e Inglaterra. Última de grupo y para casa en la primera ronda.

En 1984 el torneo regresó a Francia después de 24 años. La selección se clasifica a la fase final, tras una épica victoria sobre una selección amateur de Malta que fue explotada por la avaricia de su federación y los chanchullos con la federación de los Países Bajos. Ya en el torneo, empate con Portugal y Rumania a uno,  victoria agónica de 1 a 0 contra la Alemania Federal con un partidazo de Arconada. En semifinales, empate a uno con la Dinamarca del joven Michael Laudrup y otra vez Arconada con una fabulosa actuación en el tiempo establecido, extra y penales da el pase a la final. La segunda de su historia tras dos décadas. Un partido desafortunado y una derrota por defecto. Subcampeonato.

En 1988 el torneo se celebró por primera vez en la Alemania Federal. Victoria sobre el equipo danés por 3 – 2. Y luego dos derrotas por 1- 0 con Italia y 2- 0 con la anfitriona.

En 1992 ni se clasificó para la fase final en Suecia.

En 1996 el fútbol europeo volvió a su “casa” como ellos lo autodenominan, aunque de primera nunca han querido participar, se celebró en Inglaterra. La fase final se amplió a 16 combinados. Empate a uno con Bulgaria y Francia. Victoria 2 a 1 sobre Rumania. Pase a cuartos de final, los primeros en celebrarse en una fase final por la ampliación, empate a cero injusto, contra la anfitriona y derrota en los penales.

En 2000 se celebra conjuntamente en Bélgica y Países Bajos. Derrota contra la débil Noruega por uno a cero. Victoria sobre la naciente Eslovenia por dos a uno junto a una victoria agónica contra lo que quedaba de Yugoslavia(Serbia y Montenegro) por cuatro a tres. En cuartos de final derrota frente a Francia por 2 a 1 y penal fallado por el mesetero Raúl en los últimos instantes del partido.

En el 2004 la Eurocopa de Portugal. Victoria sobre Rusia por uno a cero. Empate con la sorpresiva y luego victoriosa Grecia. Derrota y despedida contra la anfitriona Portugal.

En 2008 y 2012 la historia ha sido más que repetida y las copas paseadas, una y otra vez por cada rincón de la geografía ibérica.

En la penúltima Eurocopa en Francia en el 2016 se amplía a 24 combinados en la fase final. Victoria sobre República Checa por uno a cero y tres a cero sobre Turquía. Derrota 2 a 1 sobre Croacia. En octavos de final, derrota sobre Italia por dos a cero.

En conclusión, se ha clasificado 10 de 16 fases finales. Tres victorias y un segundo puesto y una semifinal.

“We are the people we’ve been waiting for

Broken bells and a broken church

A heart that hurts is a heart that works

From a broken place

That’s where the victory’s won

‘Cause you’ve faith and no fear for the fight

You pull hope from defeat in the night

There’s an image of you in my mind

Could be mad but you might just be right”

A grandes rasgos, esa ha sido la historia del combinado. Una entidad privada con financiación pública que gestiona el mayor espectáculo en el estado y es parte de un conglomerado europeo y mundial.

La explotación laboral de los futbolistas es un tema poco reflejado, ya que la fortuna de una minoría, los grandes salarios en comparación con otras profesiones y la sensación de privilegios respecto a la sociedad le dan un aire de banalidad.

Estos son otros héroes nuestros.

En la portería, Unai, un chico que lleva más de 3 años en Londres. Nacido en Murguía y licenciado en Matemáticas. Trabaja de portero en Wembley, exactamente en la Puerta 23. Emigró a Reino Unido por ser parado de larga duración y para mejorar su inglés. Gana más de portero en eventos que de becario o profesor en la privada. Trabajó toda la Eurocopa en los partidos de Wembley Stadium.

Azpilicueta lleva 2 países en su maleta de emigrante. Se trasladó de su natal Olite a Marsella. Allí, en el puerto, obtuvo su primer contrato de Ingeniero Marítimo Portuario. Luego encontró en Londres otra oferta laboral con mejora económica. A día de hoy, no  han respondido a todas las ofertas que ha mandado a los puertos de la Península. El silencio es la desolación para quien desea volver. Su salario le ha permitido comprar entradas para la semifinal y final de Wembley.

 Busquets lleva 5 años en Londres. Trabaja como Community Manager de una cadena de pubs. Habla tres idiomas y se encargará de hacer publicidad de los eventos relacionados con la Eurocopa de Londres en Wembley Stadium.

Está pensando en la tramitación del pasaporte británico porque no ve que el regreso sea factible a su Barcelona natal en condiciones parecidas.

Koke, madrileño, un urbanita ibérico, lleva 8 meses en Londres. Apenas habla inglés pero emigró a Reino Unido antes de que se ejecutara el Brexit. Ya ni sabe la publicidad que ha repartido en el pasillo de Wembley Stadium para los aficionados que se han desplazado allí.  En sus sueños estaba conseguir una entrada para la semifinal, pero debe mandar dinero a su madre de 56 años, desempleada de larga duración que vive con su abuela, que fue desahuciada. Comparte habitación con otros siete amigos del barrio. Muchas risas compartidas y lamentos en silencio.

Ferrán, amigo inseparable de Koke, lleva 11 meses en Londres. Le alquiló una de las literas a Koke cuando lo conoció en el Jobcentre. Más valenciano que las fallas y la paella.Trabaja de kitchen porter en un restaurante mexicano cerca de Wembley. Su primer contrato fue en Londres. Desde que terminó su licenciatura de Marketing solo había conseguido trabajar como repartidor en bicicleta.

Eric, Martorell, estudió una FP para dedicarse a una de sus pasiones, los trenes. Ha ido pasando de contratos temporales en Ferrocarriles de Generalidad y RENFE durante 12 años. Cansado de la inestabilidad y con ganas de formar una familia se mudó a Londres  donde trabaja en Transport For London. Su salario le permite tener una vida decente y estable. Su destino actual es el apeadero del Wembley Stadium.

Jordi, nacido en Hospitalet, primo de Eric. Le recogió y ayudó con la burocracia inglesa. Trabaja como agente inmobiliario  cerca del Wembley Stadium y presume de haber conseguido 18 veces más rápido tener una vida digna que si se hubiera quedado en España. Licenciado en Turismo  pisó Inglaterra por primera vez vistiendo camas y limpiando retretes.

“We are the people we’ve been waiting for

Out of the ruins of hate and war

Army of lovers never seen before

We are the people we’ve been waiting for

We are the people of the open hand

The streets of Dublin to Notre Dame

We’ll build it better than we did before

We are the people we’ve been waiting for

We are the people we’ve been waiting for”

Olmo, de Terrassa, lleva 19 meses trabajando como acomodador en el estadio de Wembley. También trabaja en el Estadio Olímpico de Stratford y en la mayoría de estadios londinenses donde su empresa tiene contratos. Gracias a su estabilidad laboral puede mandar dinero para que su hermana estudie en la Universidad en Barcelona, ya que con  los recortes sociales para familias desfavorecidas y las subidas de matrícula le era imposible de pagar.

Oyarzabal de Eibar, hizo una ingeniería industrial y con 21 años era el primero de su generación en la universidad, pero en su ciudad natal ya no contratan a gente que pregunte por sus derechos laborales. Aceptó una oferta para trabajar en una fábrica de prótesis en las afueras de Londres cuando terminó el postgrado allí. Ser el primero y joven nunca le sirvió para obtener un contrato. Hace horas extras en la Cruz Roja Británica y va a cubrir el partido de España en Wembley.

Laporte lleva 24 meses en Londres. Es descendiente de exiliados en Francia. Regresó a Bilbao natal de sus abuelos maternos. Tras comerse los ahorros,  la falta de oportunidades estables laborales le llevaron a Manchester trabajando en un pub cerca del estadio del club de fútbol de Manchester City. Su empresa lo mandó a Wembley Stadium para los partidos de la Eurocopa. Medita regresar a Francia por el ambiente a raíz del Brexit.

Pedri, nacido en Tegueste, tiene 18 años y es un extraordinario estudiante de telecomunicaciones. Iba a estudiar Erasmus en Londres, pero debido a la falta de voluntad del Reino Unido y su salida del proyecto por las consecuencias del Brexit cambió de destino a París. Ha venido invitado por la Universidad de Londres a un seminario durante 26 días, entre otras cosas ha sido invitado a ver el partido de semifinal de España contra Italia en Wembley. Su talento ya es reconocido en universidades europeas donde se disputan ofrecerle una beca para que se desarrolle profesionalmente. Su ilusión sería quedarse en Canarias o en la Península, a día de hoy, no ha recibido ninguna oferta.

«We Are The People. Bono & The Edge. The Euro’20 anthem»

Mis héroes no visten de corto, ni tienen salarios altos. Me alegro de que algunos jóvenes  consiguen  triunfar y más aún realizando sus sueños.

Mis héroes, entre otros, son las personas que dejan todo para ayudar a quienes se quedan y conseguir una vida decente.

Fran Pereira

Natural de Sevilla; en la Rábita, el mar me bautizó; aprendí a caminar y hacer travesuras como cazallero; en Dos Hermanas la escuela me dio alas, la Hispalense un motor; luego en México, bravura y...

Deja un comentario