Factura luz
Factura luz

Primero fueron las mascarillas, más tarde las vacunas y, como ahora todo el mundo piensa que esto está a punto de terminarse, la comidilla del barrio, el nudo de conversación en bares, corrillos, peluquerías y super es el recibo de la luz.
-Tú, ¿Cuándo pones la lavadora? Y tu hijo que está trabajando, ¿Cuándo la va a poner?

Pues en mi Facebook dice que han puesto una nueva tarifa y que para que te cueste menos hay que saber qué horas son más caras.
-Ah, que hay que tener cuidado y no ponerla a esas horas…
Dice aquí que el periodo más caro va de las 10 h a las 14h y de las 18h a las 22h de lunes a viernes.

De ocho a diez de la mañana y de dos a seis de la tarde o de diez a doce es el periodo llano, no te cuesta tanto porque que tiene un precio intermedio. Entonces, ¿a qué hora hago de comer o pongo el lavavajillas? Pues según dicen en el Facebook, la mejor hora es a media noche, cuando más te ahorras hasta las ocho de la mañana. Se llama tarifa “valle” y es cuando más barata te sale la luz.

-¿Qué es eso de Valle?
-Entonces, ¿dormimos durante el día y por la noche nos dedicamos a hacer
las faenas?

-No es eso, pero puedes aprovechar el finde, que es todo más barato. A cualquier hora puedes poner la lavadora.
Pues mi vecina dice que se levanta de madrugá y que se lía a poner cacharros como loca.

Preguntados en la radio o en la tele, entrevistados en la prensa escrita y digital, la mayoría de la gente dice estar cansada de tantos horarios y tantas pamplinas, que el dinero nos lo van a sacar de todas maneras y que por veinte o treinta euros no va a cambiar las costumbres. Sin embargo unos pocos piensan que merece la pena hacer un pequeño esfuerzo-otro más- para ahorrarse nos eurillos en el recibo… Por muchas vueltas que le den en la radio y en la tele, explicando una y otra ves, por activa y por pasiva eso de los tramos horarios, de que a una hora-a la que ellos les convenga-la luz es más barata, porque así lo indica la bolsa-el fluido, la corriente-, nos obligan a comulgar con ruedas de molino y nos intentan hacer ver una realidad que a todas luces es distópica.

¡Y qué empeño ponen en ello!. ¡Cuántos gráficos, cuantas encuestas y entrevistas en los medios para hacernos ver lo que es negro blanco y lo que es blanco negro! Y volvemos a caer o a tropezar con la misma piedra. No es la primera vez, ya hace años que lo impusieron, conseguí adaptarme al horario “nocturno” que me proponía Endesa- entonces La Sevillana- y hacía verdaderas proezas para sacarle partido a esa tarea que era poner la lavadora a partir de las once de la noche-las doce en verano-o antes de las siete de la
mañana. Mis vecinas andaban levantándose a la hora en que yo me iba a trabajar para poner una lavadora-Y yo, con un sentido de culpabilidad, el de no poder poner la lavadora como ellas añadido al de no cuidar debidamente de mis hijos.

A qué hora pongo yo la lavadora, titulaba un artículo en La Voz de Alcalá, en el año 2015.
Después de un tiempo, parece que este horario no era muy rentable para la Compañía Eléctrica, y acabó por quitarlo. Puso un horario “valle” que iba de las diez de la mañana a las diez de la noche, pero que nos costaba más caro, con lo que hubimos de adaptarnos otra vez al nuevo horario y no poner la lavadora en horas puntas.

A pesar de que Facua reclamó a la CNMC que modificara los tramos horarios al mismo tiempo que la ministra de trabajo propuso abrir por su parte una investigación por si hubo fraude, es decir manipulación de los precios. ¿No se fía ya el gobierno de las Eléctricas? Eso habrá que verlo…De una cosa estoy segura: seguiremos pagando la luz a precio de oro o de coltán.

¿Y ahora volvemos otra vez al sitio de salida? Esto no es el juego del parchís, más bien parece el póker que juegan en horario nocturno unos ludópatas a los que sólo le interesan sacarnos el dinero, porque sí, tienen un AS en la manga. Y es que suben la luz para ganar todos ellos-las eléctricas y el gobierno-, utilizando la puerta giratoria a la que aspira todo
político que quiera conservar el poder y cobrar lo mismo que antes de entrar en política o un poco más.

¡Qué indecencia, qué desfachatez! Las eléctricas y el Gobierno unidos para estafar al consumidor. ¿Quién fue el listillo que inventó lo de la tarifa horaria? ¿Cuál es la realidad energética de España? Mi padre diría que son todos una mancha de sinvergüenzas…

“Cualquier día, a las eléctricas se le funden los plomos” ¿A qué hora plancho, cuando pongo yo la lavadora?¿Cocino por la noche, pongo el lavavajillas de madrugada y lavo los fines de semana? ¿Seguro que me merece la pena el ahorro del recibo? ¿Existe tal ahorro? ¡Eso habrá que verlo!

Ya no sabe una qué hacer para que no le tomen el pelo. Con los Bancos casi me doy por vencida, porque llevarles la contraria intentando que te atiendan por ventanilla o que te den un extracto de la cuenta, es una tontería. Primero, aunque te digan que no, te cobran por preguntar y después, explícale tú que llevas cuarenta años en el mismo banco a un chaval que sabe que dentro de dos semanas lo dejaran parado, gracias a esa fusión que su entidad acaba de hacer con la otra…

Es corriente en estos días oír machaconamente, tanto en la radio como en la tele, también en los periódicos digitales y escritos polémicas sobre los horarios y tarifas del nuevo recibo de la luz. Que a qué hora nos conviene poner, enchufar o no un electrodoméstico y poder rebajar el precio…pero si la luz, junto al agua y el techo es un derecho fundamental ¿cómo no obligan ahora a andar pordioseando y a trasnochar para hacer lo que ellos
nos digan? ¡Que abaraten los constes! Que no haya nadie en pobreza energética, que esto es a las claras un robo.

Qué poco sentido común…nos toman por idiotas y siguen tomándonos el pelo con esto de las tarifas eléctricas. ¿Estamos preparados para entender las fluctuaciones de la bolsa, si ni siquiera podemos entender un recibo? ¡Que lo pongan más claro y más barato! Que siempre pagamos los mismos. La luz es un bien de primera necesidad. ¿Cómo consienten los políticos que nos roben de esa manera?

Claro, ya rescataron a los bancos. Ahora les toca a las eléctricas. ¡Hágase la luz! ¿No les da vergüenza dejarnos sin corriente, alternando horarios, bolsas y pamplinas? Y nos vemos obligados a cambiar nuestros hábitos porque así lo quiere Endesa y compañía…cuyos beneficios siempre están en alza, no se conforman, cada vez quieren más ¡Qué ansia! Nos timan con el recibo de la luz. ¿Debemos desenchufarlo todo? ¿Volveremos al carburo y la torcía?

Lucre Romero

Maestra, especialista de francés. Titulada por la Escuela Oficial de Idiomas, colabora en La Voz de Alcalá desde el año 2003 y en el periódico local 'La higuerita' de Isla Cristina desde el año 2010....

Deja un comentario