Imagino que hay algo peor que pensar que el Ministro Gallardón es un reaccionario retrógrado, y es esa gente que creía que era el progre del PP y ahora ven que es eso, el reaccionario retrógrado que yo decía.

La cuestión es que la cosa tiene su miga si una piensa en el alto porcentaje de abogados, procuradores y juristas de todo pelaje que le han votado, a él, su partido y su programa  y que ahora se ven defraudados por el señor Ruíz, que diría la señora Villalobos; curiosa feminista esta que prefiere apelar al apellido paterno de los políticos obviando el materno por el que se llama a algunos.

Increíble  es que Gallardón, en lugar de intentar evitar juicios mediáticos, muy frecuentes en este país, busque encumbrarlos, porque nuestro querido ministro pretende aplicar su prisión perpetua revisable en caso de especial repercusión social o algo así se ha inventado. Así que según las tertulias televisivas o programas escabrosos que el caso logre provocar la pena será una u otra. Desde luego jurídicamente es un medidor curioso. Y lo mejor es que si de verdad el señor ministro quisiera llevar al extremo esta medida, sería muy lícito pedir su cadena perpetua maquillada para la trama Gurtel, Iñaki Urdangarín, Bárcenas y cualquier corrupto de esos que aquí nos salen como champiñones…más repercusión y conmoción social que eso…

Por otro lado este buen señor anda como desconectado de su partido. En sus tiempos de alcalde nos hacía creer que no lo querían por progre… ahora me da miedo saber porqué lo quieren. En cualquier caso, algunas de sus medidas contradicen la de otros ministros. De las últimas perlitas que pude oírle es que protegerá los derechos de los discapacitados, nacidos o no.

Así que si un niño viene  con  grandes malformaciones, y entiéndame, hablo de asuntos muy graves como niños sin varios órganos imprescindibles para la vida y cuestiones así, jurídicamente gozará de la protección para nacer; aunque lamentablemente esto no es extensivo para el ámbito de su protección social, por lo que se le asignará una prestación de risa y paremos de contar, que ya prácticamente han aniquilado la Ley de Dependencia, las ayudas a todos los servicios asociados a esta y cualquier cosa que pueda ayudar mínimamente a alguien con dificultades a que permanezca en nuestra sociedad con un mínimo de dignidad. A mí es que se me caería la cara de vergüenza de decir incoherencias y falacias con esa ligereza…

Así que sigamos para bingo, lo de Gallardón dudo que se quede aquí, y tal vez encuentre otra forma de perjudicar a quienes se dedican profesionalmente a la justicia y los ciudadanos que pretenden acceder a ella como las tasas judiciales; y todo esto debe enseñarnos una importante lección que no debemos olvidar: No hay que dejarse engañar, no hay progres en el PP, los progres del PP no existen.

www.SevillaActualidad.com

Avatar

Mercedes Serrato

Técnica Superior en Integración Social, Graduada en Trabajo Social, Especialista Universitaria en Mediación, Máster Oficial en Género e Igualdad. Actualmente Doctoranda en CC. Sociales; investigadora...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *