Profesional sanitario trabajando en un hospital / SA

La Organización Mundial de la Salud (OMS), alertó el pasado lunes en Lisboa de la gravedad y urgencia de la hepatitis aguda infantil que está surgiendo en algunos países europeos. Los investigadores han podido comprobar que no se trata de ninguna hepatitis conocida (A, B, C, D, E) y que la mayoría de los casos no presentan fiebre ni dolencias previas, como suele ser habitual. Existen al menos 190 casos confirmados en el mundo, mientras que España investiga 22 casos, de los que ha podido confirmar ocho.

La alarma saltó el pasado 5 de abril cuando Reino Unido notificó 10 casos de esta hepatitis infantil. «Algunos casos requirieron traslado a unidades pediátricas especializadas en hígado y seis niños requirieron trasplante hepático. Según los informes ningún niño había fallecido», informa el Ministerio de Sanidad en un informe publicado el pasado 22 de abril.

El mismo informe advierte que entre el 1 de enero de 2022 y el 22 de abril de 2022 en España se han registrado 13 casos confirmados de hepatitis grave no filiada en personas de entre 0 y 16 años de edad, de los cuales «8 casos cumplen con los criterios de caso confirmado para iniciar la investigación según la definición de R.U., y 5 casos se clasificaron como probables», expone el informe de alerta.

¿Qué es la hepatitis?

«Grupo de enfermedades caracterizadas por producir inflamación del hígado. Cuando esta inflamación ha aparecido recientemente hablamos de hepatitis aguda y a los procesos que duran más de seis meses les llamamos hepatitis crónicas. Las hepatitis virales son enfermedades transmisibles, y, por tanto, potencialmente se pueden prevenir. La trasmisión de los virus A y E se produce a través del agua y alimentos contaminados. Los virus B, C y delta se transmiten por la sangre y por las relaciones sexuales, aunque el virus C es muy poco eficaz en su transmisión por vía sexual. Existe una vacuna muy eficaz y segura que previene la infección por el virus B», según la Clínica Universidad de Navarra.

Posibles causas de la enfermedad

La investigación sobre la causa de la aparición de esta nueva variante de hepatitis infantil está en proceso y por el momento una de las principales causas investigadas son los adenovirus. Los adenovirus son un tipo de virus que pueden causar infecciones en las vías respiratorias o catarros y procesos febriles. En Reino Unido, 37 casos de los 48 analizados fueron positivos en adenovirus, según la información que ofrece el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

«También se están investigando otras posibles causas, incluidas otras variantes de coronavirus, otras infecciones o causas ambientales. No hay ningún vínculo con la vacuna COVID-19 (ninguno de los casos confirmados en el R.U. ha sido vacunado). No se han identificado otros factores de riesgo epidemiológicos claros hasta la fecha, incluidos los viajes internacionales recientes. Así pues, hasta este momento, la etiología de los casos actuales de hepatitis todavía se considera desconocida y sigue bajo investigación activa», señala la alerta sobre hepatitis desconocida emitida por el Ministerio de Sanidad .

Situación en España

Los ocho casos confirmados en el territorio nacional se corresponden a tres niños y a cinco niñas de entre 18 meses y siete años de vida que presentaron síntomas entre el 2 de enero y el 24 de marzo de 2022. La evolución de todos los menores ha sido favorable, menos un caso que necesitó de un trasplante de hígado. Los casos confirmados se sitúan en la Comunidad de Madrid, en Cataluña (dos de ellos), en Galicia (dos), Andalucía, Castilla- La Mancha y Aragón.

Curva epidémica de casos de hepatitis grave no filiada en investigación, en niños de 10 o menos años y niños entre 11 y 16 años, con inicio de síntomas desde la semana epidemiológica 52 de 2021 hasta la semana 13 de 2022. Ministerio de Sanidad

Con los datos aportados por Reino Unido y otros países (Israel, Dinamarca, Italia, Estados Unidos y Bélgica), España ha comenzado a valorar «si los casos detectados suponen un aumento inusual de casos de hepatitis no filiadas respecto a los detectados en años previos o si presentan unas características diferenciales con los casos que se identifican habitualmente»

Mario González

Periodista. En Twitter: @mariooGr