El Tribunal General de la Unión Europea ha ordenado este miércoles anular todos los acuerdos de comercio y pesca entre Marruecos y la UE. La anulación responde a la incertidumbre de que estos acuerdos implicaran comerciar con productos del Sáhara Occidental y desplegar así sus efectos sobre un territorio que la comunidad internacional no reconoce como parte de Marruecos.

La sentencia, contra la que cabe recurrir al Tribunal de Justicia de la UE, pide que se mantengan los pactos, al menos, durante dos meses como mucho, o hasta que se pronuncia el TJUE si se recurriera. Alegan que la anulación inminente podría acarrear graves consecuencias sobre la acción exterior de la Unión y poner en duda la seguridad de los compromisos internacionales que esta asume.

El motivo de la anulación de este pacto es que la justicia europea afirma que no se tuvo en cuenta, a la hora de los acuerdos, el consentimiento del Sáhara Occidental. «El Consejo no tuvo suficientemente en cuenta todos los factores pertinentes relativos a la situación del Sáhara Occidental y consideró erróneamente que disponía de un margen de apreciación para decidir si cumplía la exigencia de que la población de dicho territorio expresara su consentimiento”» afirma una de las resoluciones.

Por otro lado, el jefe de la diplomacia de la UE y el ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en el Extranjero de Marruecos, Naser Burita, han reaccionado en una declaración conjunta: «Adoptaremos las medidas necesarias para asegurar el marco jurídico que garantice la continuación y la estabilidad de las relaciones comerciales entre la Unión Europea y el Reino de Marruecos».

COAG exige la paralización inmediata del acuerdo agrícola UE-Marruecos

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG)  exige a las instituciones comunitarias la paralización inmediata de los acuerdos agrícolas entre Marruecos y la UE hasta que se asegure que las producciones procedentes del Sáhara Occidental no quedan camufladas como importaciones marroquíes. Se trata de evitar que se introduzcan en el mercado comunitario productos agrícolas cultivados en los territorios del Sáhara Occidental como si fueran de Marruecos, tal y como se realiza hasta el momento.

«La sentencia del Tribunal de Justicia de la UE publicada este miércoles vuelve a reconocer que los territorios del Sáhara Occidental están fuera del acuerdo comercial con Marruecos. Ya en 2016, el propio Tribunal de Justicia de la UE aclaraba que el Acuerdo UE-Marruecos no era aplicable a los territorios ocupados del Sáhara. En base a esta decisión, la Unión Europea procedió en 2019 a enmendar el citado acuerdo para volver a incluir las producciones del Sáhara Occidental en el mismo», dicen desde COAG.

La organización ha denunciado en reiteradas ocasiones que el Acuerdo de libre comercio agrícola UE-Marruecos vulneraba la legislación europea sobre comercialización de frutas y hortalizas frescas al limitar la capacidad de los consumidores para discernir claramente si un producto etiquetado como originario de Marruecos procede de este Reino, o bien procede del Sáhara Occidental.

«Recientemente se presentó un informe de investigación por la ONG Mundubat y COAG en el que se desvelaba cómo cinco grandes grupos empresariales, algunos participados por Mohamed VI y el futuro presidentes del país y hasta ahora ministro de Agricultura de Marruecos, explotan tierra fértil de los territorios ocupados del Sáhara Occidental para crear uno de los mayores centros de producción de tomate a nivel mundial, a costa de los saharauis y los agricultores del sudeste español», concluyen.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad