Hace justo un año, el vocalista de La Flaca, con su fallecimiento, lanzaba un mensaje de optimismo al mundo: «vivir es urgente». Desde que fuera diagnosticado de un cáncer de colon en 2015, Pau Donés jamás dejó de luchar por una causa aún mayor a su enfermedad; la vida.

Eso que nos daba solo ha cambiado de sitio y así lo reflejó su última entrevista concedida a Jordi Évole en un paraje de ensueño del Pirineo Catalán. Para muchos de los que estamos en turno de vacunación contra el COVID-19, o a punto de ello, Jarabe de Palo contiene adolescencia y primera juventud.

Entonces grabábamos en cassette o cd las canciones y eran casi un rito de iniciación a esas primeras sensaciones que nos daban la vuelta al alma. Aquellas letras eran embajadoras de nuestro idioma, sin fronteras, sin colores, directo a los sentimientos de humanidad.

Así de Bonito, mirando cada cachito de mundo con perspectiva entendiendo que justo de eso Depende todo en cualquiera de los 2Metros cuadrados en que estuviera dividido el planeta. Desmontando mitos como Romeo y Julieta y demostrando que el Agua y la sed son absolutamente compatibles.

Entonces enseñó que todos tenemos nuestro Lado Oscuro que anhela luz. Y esa luz, este miércoles, se convierte en la presentación de la iniciativa LaCamisetadePau.Org , cuyo objetivo es recaudar fondos para la investigación como único camino para ganar al cáncer. Comprando esta camiseta con el mensaje de Pau, se colabora con la fundación CRIS contra el cáncer, quien los destinará al Instituto Oncológico del Hospital Vall d’Hebrón, centro hospitalario donde fue tratado Donés .

Con él, se fue un pedacito de historia de los que hemos crecido entre lo analógico y lo digital, entre las opciones del todo es posible y la frustración, entre el cielo, el mar y la tierra en pleno sueño. Grita porque siempre te escucharemos.

Clara Fajardo

Plumilla por vocación, he trabajado en radio, televisión y prensa on line. Profundamente europeísta y convencida de que el Periodismo es el motor de cambio de la sociedad y hay que salvaguardarlo. Para...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *