Supermercado / Archivo SA

La inflación anual estimada del IPC en julio de 2022 es del 10,8%, de acuerdo con el indicador adelantado elaborado por el INE. Este indicador proporciona un avance del IPC que, en caso de confirmarse, supondría un aumento de seis décimas en su tasa anual, ya que en el mes de junio esta variación fue del 10,2%, y se situaría en su nivel más alto desde septiembre de 1984.

La subida de la inflación es debida, principalmente, a la subida de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas y de la electricidad (la cual registró una bajada en julio de 2021) y al comportamiento del vestido y calzado, cuyos precios bajan menos que el año pasado.

Destaca también, aunque en sentido contrario, el descenso de los precios de los carburantes. La tasa de variación anual estimada de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) también aumenta seis décimas, hasta el 6,1%. De confirmarse, sería la más alta desde enero de 1993.

Evolución de la tasa mensual Los precios de consumo registran en julio una tasa del –0,2% respecto al mes de junio, según el indicador adelantado del IPC.

Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA)

En el mes de julio la tasa de variación anual estimada del IPCA se sitúa en el 10,8%, ocho
décimas superior a la registrada el mes anterior. Por su parte, la variación mensual estimada del IPCA es del –0,5%

Los datos difundidos hoy son un avance de los datos definitivos del IPC y del IPCA que se
publicarán el próximo mes. Hasta entonces, los resultados están disponibles en INEbase.

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente en Sevilla Actualidad y La Voz de Alcalá. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.