Alertas informativas en tu móvil

Súmate al mejor canal de alertas informativas de Sevilla en Telegram. Entérate de todo al instante en Sevilla Actualidad

Jesús Navas puso la pimienta y el Sevilla dispuso de ocasiones suficientes para llevarse un buen resultado al Sánchez Pizjuán. Faltó atrevimiento y eficacia ante un Zaragoza que no alzó la voz.

Sin excesivos alardes, más bien cobijándose en el que siempre marca la diferencia, el sempiterno Jesús Navas, el Sevilla pudo haber sacado petróleo esta noche en La Romareda. Sin embargo, el primer envite de la eliminatoria de cuartos de final, a parte de un encuentro sin gracia, sobre todo en la primera parte, deja un abierto 0-0 que acabará decidiendo el Sánchez Pizjuán. El Sevilla fue más que el Zaragoza, que apenas apareció en ataque, tuvo un buen ramillete de oportunidades siempre gracias a un infatigable Jesús Navas… Pero no tuvo resolución y se echó de menos una pizca de denuedo para regresar a casa con el horizonte de las semifinales mucho más nítido. Fue superior, pero no supo reflejarlo en el marcador, que es lo que cuenta.

En lo táctico, Emery apenas varió el dibujo de Míchel, jugando con tres en el centro del campo, y Navas y Reyes escoltando a Negredo arriba, aunque sí es cierto que al equipo, muy bien plantado, se le vio con un empaque que se echaba de menos fuera de casa. La gran novedad era la inclusión de Coke en un once que en los primeros compases escondió sus cartas y esperó a ver si el Zaragoza movía ficha. Los maños no se sienten excesivamente cómodos con el balón y no tardaron en demostrarlo, porque aunque tenían la pelota en los primeros compases fueron incapaces de darle al juego la velocidad y el peligro necesario, sobre todo porque lo intentaban por el centro y ahí el Sevilla estaba fuerte con Medel y Maduro.

Al partido le faltaba un plus de aceleración, que se tomaran más riesgos, jugadores que se soltaran de los corsés tácticos… Algo de eso se comenzó a ver en la reanudación, casi siempre gracias al Sevilla. El encuentro mejoró, ambos equipos ofrecieron una versión más atrevida, discreta aún, pero más atrevida al fin y al cabo. Eso sí, el Sevilla ofrecía mucho más. Los nervionenses de la mano de Navas se crecieron y comenzaron a creer seriamente en el triunfo.

El de Los Palacios podía siempre con Abraham y sólo faltaba que sus internadas acabaran en el remate deseado. Tanto Reyes como Rakitic lo habilitaban con geniales asistencias, pero o bien Negredo no llegaba o bien el ajustado disparo de Reyes, cazando el enésimo servicio del extremo, era desviado por un pie salvador de Álvaro cuando parecía que el cuero se colaba.

El primer cuarto de hora sevillista en la segunda parte fue esperanzador, sobre todo porque el trepidante fútbol de Navas imponía una diferencia insalvable entre uno y otro equipo, empero esa indiscutible ventaja no era aprovechada y el Zaragoza, que se estaba viendo en la boca del lobo, reaccionó cuando parecía que peor estaba. Los maños más que de juego e ideas tiraban de orgullo y en varias ocasiones Helder Postiga, valiéndose de tiros lejanos, ponía en aprietos a Palop. El choque enfiló su recta final con ambos conjuntos tentando suerte, pero sin desatarse, con el Sevilla más ligero, aunque carente de ese pellizco de descaro que le llevara a un triunfo que se le ponía franco conforme se acercaba el final.

En el 31 la tuvo Negredo con un remate a media vuelta dentro del área, asistido por Coke. Cuatro minutos después fue un disparo cruzado de Navas el que se iba rozando la escuadra derecha de Leo Franco ante los ojos incrédulos, manos a la cabeza incluidas, del extremo, que de haber marcado se hubiera llevado un justo premio pues fue con mucha diferencia el mejor de los 22 futbolistas que estuvieron sobre el campo.

El encuentro se perdió en esfuerzos futiles y amagos inofensivos de un Sevilla que lo tuvo a su merced pero que fue incapaz de asirlo, ante un Zaragoza contemplativo, aparentemente satisfecho por irse con un 0-0 al Sánchez Pizjuán. Decidirá Nervión, pero debió haber decidido, o al menos orientado a buen puerto, el Sevilla, que en un choque desaborido tuvo en Navas un recurso más que suficiente para imponerse, dejando escapar vivo al Zaragoza.

Crónica facilitada por el Sevilla FC

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad