Distracciones al volante por el móvil / EA
Distracciones al volante por el móvil / EA

Las distracciones al volante siguen suponiendo una de las principales denuncias que recoge la DGT. Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han impuesto durante la campaña de vigilancia y concienciación sobre las distracciones al volante, realizada entre el 7 y 13 de septiembre, un total de 1306 denuncias a conductores en las carreteras andaluzas, de las que 446 (34,1%) corresponden a la utilización manual del teléfono móvil, cifra que supone un descenso del 10% si se comparan con la última campaña de 2021.

Según diversos estudios, el uso del teléfono móvil es un factor que multiplica por cuatro el riesgo de sufrir accidentes y el riesgo que asume el conductor cuando habla por el teléfono mientras conduce puede ser equiparable a la conducción con excesos de alcohol.

Más de 1400 controles

Durante los siete días que ha estado activa la campaña se han controlado en Andalucía un total de 63.935 vehículos que circulaban por carreteras y efectuado 1469 controles en los que han denunciado a 1249 conductores por realizar acciones que suponen una distracción durante la conducción. En total se han impuesto 1306 denuncias, ya que algunos conductores había cometido más de una infracción.

Durante la campaña llevada a cabo por la DGT se ha constatado también que siguen existiendo conductores que no hacen uso del cinturón de seguridad o niños que no llevan un adecuado sistema de retención infantil. Abrocharse el cinturón mientras se conduce, generalmente cuando han sido vistos por los agentes, es también una distracción que ha supuesto una sanción para 108 conductores (8,3% del total de denuncias).

Uso de auriculares

Además, 47 conductores (3,6%) fueron sancionados por el uso de cascos o auriculares conectados a aparatos reproductores de sonido o haciendo uso de otros sistemas de navegación, distintos del teléfono móvil, una conducta que está prohibida porque también supone una distracción en la conducción.

El consumo de alcohol y drogas en los conductores también ha sido objeto de control, considerando las distracciones al volante consecuencia de las conductas asociadas a la conducción bajo este tipo de sustancias. Estos controles preventivos han permitido también detectar y sancionar a 487 conductores que, además de haber sido denunciados por cometer una distracción al volante, conducían con tasas de alcohol superiores a la permitida (el 33,3% del total de denuncias) o dieron positivo en otras drogas (el 4,3% del total de denuncias).

Otras distracciones que se producen en el interior del vehículo también han sido controladas por los agentes, destacando distracciones fumando, comiendo, lectura de documentos por parte del conductor o distracciones con otros usuarios del vehículo. Estas distracciones han supuesto el 2,1% del total de denuncias.

La distracción en la conducción es la primera causa de los accidentes mortales de tráfico. En 2020, en España, la distracción aparece como factor concurrente en un 31% de los accidentes con víctimas mortales, con 319 fallecidos en ámbito DGT.

Pese a que la campaña ha finalizado, los agentes de Tráfico de la Guardia Civil continuarán vigilando para evitar posibles distracciones de los usuarios que circulan por las carreteras.

Deja un comentario