La última hora, en tu móvil

La mejor manera de enterarte de todo al momento

Algunas playas de Cádiz se caracterizan por ese viento cálido de levante que sopla fuerte y levanta la arena, haciendo dificultosa su estancia en ellas. En ocasiones, incluso, es imposible permanecer en estos sitios. Las playas suelen izar bandera amarilla en estos casos, ya que a parte del viento, se forman corrientes de agua que pueden llegar a ser peligrosas. Sin embargo, hay zonas en la provincia donde se puede evitar este aire y disfrutar del litoral sin preocupaciones.

Playa de los Castillejos (Caños de Meca)

A pesar de que los Caños de Meca no es una zona exenta de levante, sí que tiene algunas playas que se escapan de él. Para ello, habrá que llegar hasta la playa de los Castillejos, que va desde la playa del Pirata hasta Cala Verde. Esta playa etá formada por varias calas con acantilados, lo que dificulta la entrada del viento.

Otra peculiaridad de esta playa es que es nudista. Además, alrededor de ella hay gran cantidad de mercados, puestos artesanales y negocios hosteleros en los que disfrutar de las puestas de Sol.

Cala del Aceite (Conil de la Frontera)

En esta cala, aunque el viento aún puede notar un poco, sopla con mucha menos intensidad que en otras playas de Cádiz.

Para acceder a ella se habrá de atravesar un pinar, donde también se puede estacionar el coche. Se trata de una playa pequeña, por lo que los conileños recomiendan que se vaya temprano para poder coger sitio. Además, abajo en la arena se puede encontrar un chiringuito, también pequeño.

Playa Fuente del Gallo (Conil de la Frontera)

Sin duda, otra de las playas sin viento que se pueden encontrar en la provincia de Cádiz, y también está en Conil de la Frontera. Este litoral se encuentra ubicado en la urbanización Fuente del Gallo y está protegida por acantilados. Es una de las más grandes, por lo que es un reclamo para todos los visitantes.

El único inconveniente es la marea, que cuando sube se come toda la orilla. A parte de eso, se trata de una playa perfecta para el disfrute que cuenta, además, con varios chiringuitos a su alrededor y maravillosas puestas de Sol.

Cala Encendida (Roche, Conil de la Frontera)

Sin salir de Conil, en la urbanización de Roche, se encuentra la cala Encendida, otra estupenda playa libre de viento. Esta está entre dos formaciones rocosas que impiden que el viento pase y convierta el día de playa en un fastidio.

Al ser una cala tan natural, no cuenta con ningún tipo de servicio de playa, por lo que es recomendable llevar todo lo necesario para pasar el día.

Playa de la Caleta (Cádiz)

En la capital, la playa de la Caleta es de las mejores para pasar el día de viento. Se encuentra situada en el barrio de la Viña y se trata de una playa urbana, tranquila y familiar.

Los dos castillos que la rodean, Santa Catalina y San Sebastián, hacen de parapeto contra el viento de levante. Sus aguas, que son tranquilas, hacen de este lugar el ideal para pasar el día con niños.

Playa de Santa María del Mar (Cádiz)

También en Cádiz, este litoral, conocido como ‘playa de las mujeres’, es otra playa urbana de la capital que se encuentra muy cerca de las Puertas de la Tierra.

El espigón con el que cuenta hace de barrera contra el viento cuando este sopla fuerte de levante.

Playa de la Muralla (El Puerto de Santa María)

Esta playa del Puerto de Santa María es impenetrable para el viento debido a las ruinas del castillo de Santa Catalina. A ella se puede acceder a través de la Avenida Libertad, en dirección a Puerto Sherry.

Es una playa que ofrece unos paisajes perfectos para ser inmortalizados con la cámara. Además, cuenta con gran cantidad de bares y restaurantes en los que degustar la comida local.

Punta Candor (Rota)

En Punta Candor la ausencia de viento está asegurada. Es una playa de aguas tranquilas, ya que está resguardada del Estrecho de Gibraltar y las olas no rompen con tanta fuerza.

El inconveniente con el que cuenta es que no es una playa urbana y se encuentra algo alejada del centro de la ciudad. No obstante, si la preferencia por la ausencia de viento predomina, el trayecto hasta esta playa merece la pena.