investidura-discurso-susana-diaz-2015

La candidata a presidir la Junta ha propuesto un pacto anticorrupción con más de 20 medidas; se ha comprometido en reducir en un 10% los cargos públicos y pide a los bancos alternativas a los desahucios.

La candidata a la Presidencia de la Junta, la socialista Susana Díaz, ha ofrecido este lunes durante su discurso de investidura un «gran acuerdo de todos» contra la corrupción que incluye más de 20 medidas y que, aunque es de «ámbito andaluz», tiene vocación de «servir de modelo» al resto de España, extendiéndose a todo el territorio.

Según informan agencias, durante su intervención en el debate de investidura ante el Pleno del Parlamento, Díaz ha propuesto un acuerdo «riguroso, autoexigente y que demuestre que la unidad de todos los grupos por combatir la corrupción en todos los ámbitos de la vida pública hasta exterminarla».

Entre las 135 medidas propuestas por la socialista, Díaz ha comenzado con un paquete de iniciativas sobre los partidos políticos. Entre ellas destacan la aprobación de un paquete normativo que obligue a la remisión por parte de todos los partidos políticos a la Cámara de Cuentas de Andalucía y su publicación vía telemática de su estructura orgánica y retribuciones si las tuvieran.

También se incluye dentro del mismo que los cargos instituciones que no perciban una retribución pública no puedan percibir de sus formaciones políticas ninguna remuneración complementaria; y la obligatoriedad de hacer pública la declaración de bienes, actividades e intereses y las declaraciones anuales del IRPF de todo cargo electo, así como de su cónyuge.

Díaz ha dicho que los partidos tienen que comprometerse a separar «de inmediato» a cualquier cargo, público, electo o designado que resulte imputado por corrupción política y que ningún imputado forme parte de las listas electorales. Estas han sido una de las condiciones que han puesto tanto Podemos como Ciudadanos durante las negociaciones para la investidura.

También ha pedido Díaz que se aparte a quienes mientan o manipule en relación a su currículum o su cualificación profesional o académica; que las personas imputadas no formen parte de las listas electorales; y que se establezca el compromiso de que los candidatos sean elegidos a través de un sistema de primarias.

Díaz, intenta ‘seducir’ a Podemos

Susana Díaz, se ha comprometido este lunes, durante su intervención en el debate de investidura, a reducir en un diez por ciento el número de altos cargos y contratos de alta dirección y personal eventual en la Junta, así como a estimular e incentivar por todos los medios al alcance de la administración, «apurando todas nuestra competencias», que las entidades financieras «busquen alternativas para evitar el drama de las familias desahuciadas y sin alternativa de un lugar donde vivir».

Estos dos compromisos hechos por Díaz son claros ‘guiños’ a Podemos, que entre las exigencias que ha puesto sobre la mesa durante sus negociaciones con el PSOE-A de cara al debate de investidura han estado la reducción de altos cargos de la administración autonómica y que la Junta no conveniara con entidades financieras que llevaran a cabo desahucios.

Asimismo, ha señalado que en esta legislatura, los profesionales públicos recuperarán plenamente sus derechos, parte de los cuales tuvieron que ser aparcados en la anterior legislatura para poder mantener el empleo público en Andalucía.

En relación con el asunto de los desahucios, la candidata socialista ha propuesto que la Cámara, por acuerdo de todos los grupos, se dirija al Gobierno de España para que retire su recurso «injusto» contra la Ley andaluza de función social de la vivienda, que es «justa y necesaria».

Susana Díaz se ha comprometido además con la aprobación de una Ley de Renta Básica Social en desarrollo del Estatuto de Autonomía, que integrará la prestación económica que la comunidad viene concediendo bajo distintas fórmulas desde 1991, junto con elementos adicionales para garantizar unas condiciones de vida digna a las familias beneficiarias, en el marco de un proceso de integración social y laboral. Ha garantizado que este proyecto de ley llegará al Parlamento en 2016, antes que concluya el segundo periodo de sesiones.

Bajar el IRPF a las rentas medias y bajas

La candidata a la Presidencia de la Junta, Susana Díaz, se ha comprometido a destinar 3.000 millones de euros en la próxima legislatura a medidas para incentivar la creación de empleo, así como a bajar el IRPF a las rentas medias y bajas en la próxima legislatura entre 2 y 3,5 puntos.

En su discurso de investidura ante el Parlamento, Díaz ha subrayado que la tasa de desempleo es el principal problema de Andalucía y la peor herencia que ha dejado la crisis y ha considerado, por ello, que «crecer más y crear más empleo, de más calidad y más rápidamente es un reto colectivo de la sociedad andaluza» y entre todos deben «poner los medios para conseguirlo».

Entre las iniciativas, destacan la movilización de 3.000 millones de euros durante la legislatura para favorecer el empleo, la creación de una Entidad Pública de Crédito para facilitar el acceso a la financiación de las empresas, especialmente las pymes, y la supresión de trabas para que la apertura de un negocio pueda realizarse en un solo trámite, en un plazo no superior a dos días y sin coste alguno.

En el terreno fiscal, Susana Díaz ha planteado introducir cambios en el tramo autonómico del IRPF reduciendo entre 2 y 3,5 puntos la tarifa a las clases medias y bajas, establecer nuevas deducciones autonómicas en el IRPF por creación de empleo y aportaciones a proyectos empresariales; incentivos fiscales a la creación de empresas que generen empleo, a las inversiones en I+D+i y a las actividades empresariales con incidencia favorable en el medio ambiente, así como a reembolsar progresivamente a los transportistas el tramo autonómico del céntimo sanitario.

Andalucía contará, además, con una nueva Ley de Tasas y Precios Públicos, con un Plan de Lucha contra el Fraude Fiscal y otro para aflorar la economía sumergida y con nuevas rebajas en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Asimismo, se aprobará una Ley de Acceso a los Beneficios Públicos y de Medidas contra el Fraude.

La votación, este martes a partir de las 10:00 horas

Este martes a partir de las 10:00 horas tendrá lugar la continuación del debate de investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía donde se producirá la primera votación. En esta votación, Díaz necesita mayoría absoluta. Si no lo consigue (el PSOE cuenta con 47 escaños y la mayoría absoluta está fijada en 55), habrá que repetir las votaciones a partir del miércoles de forma sucesiva. En este caso, la abstención de cualquiera de los tres partidos más votados -excluyendo el PSOE- (PP, Podemos o Ciudadanos) permitiría investir a Díaz como presidenta.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *