juan-pablo-duran-parlamento

Podemos y Ciudadanos no ceden a la investidura de Díaz

Chaves y Griñán, los obstáculos de Díaz para su investidura

La Cámara andaluza se ha constituido con 109 diputados y 64 caras nuevas. Podemos y Ciudadanos se estrenan en Andalucía. La investidura de Díaz sigue en el aire.

Juan Pablo Durán ha sido elegido presidente del Parlamento en segunda votación con los únicos votos del PSOE andaluz. El secretario provincial del PSOE en Córdoba y diputado electo ha sido elegido presidente del Parlamento andaluz de la X legislatura en segunda votación, con el único apoyo de los 47 diputados socialistas, ya que ha sido imposible llegar a un acuerdo entre los diferentes grupos que componen el nuevo arco parlamentario.

PSOE-A y PP-A son las dos únicas formaciones que han presentado candidatos a la Presidencia del Parlamento, Juan Pablo Durán y Manuel Andrés González, respectivamente. El candidato del PP ha obtenido 33 votos y se han registrado 29 votos en blanco.

Ha sido necesaria una segunda votación dado que el Reglamento de la Cámara recoge que el presidente debe ser elegido por mayoría absoluta. En la primera votación se registraron 47 votos para, Juan Pablo Durán recibió 47 votos, 33 para Manuel Andrés González y 29 en blanco.

De otro lado, la socialista Teresa Jiménez, la popular Esperanza Oña y Juan Moreno Yagüe, de Podemos, han sido elegidos vicepresidentes primero, segundo y tercero de la Mesa de Parlamento de la X legislatura, respectivamente.

La socialista ha obtenido 47 votos; Oña, 33, y el representante de Podemos, 15. Ciudadanos e IULV-CA, que han votado en blanco (29 votos en total), no han presentado a ningún candidato para ocupar una Vicepresidencia, solo para la Secretaría.

Tanto Teresa Jiménez como Esperanza Oña fueron miembros de la Mesa del Parlamento de la pasada legislatura como vicepresidentas tercera y segunda, respectivamente.

El escrutinio para la elección de las secretarías de la Mesa fue de 47 votos para Verónica Pérez (PSOE), elegida secretaria primera, 33 votos para la popular Patricia del Pozo, 9 votos para el diputado de Ciudadanos Julio Díaz , designado secretario segundo, y 5 votos para José Antonio Castro (IULV-CA), elegido para la Secretaría tercera. En esta ocasión, ha habido votos 15 en blanco.

Sin acuerdos

PSOE-A y PP-A no han logrado cerrar un acuerdo ‘in extremis’ sobre la Mesa del Parlamento de la X legislatura. El portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, se ha reunido en el Parlamento andaluz, a las 10.00 horas de este jueves, con la secretaria general del PP-A, Dolores López, y con el portavoz parlamentario, Carlos Rojas, para intentar lograr un acuerdo, que finalmente no ha sido posible, según han informado a agencias fuentes de ambas formaciones.

La sesión constitutiva, por tanto, se desarrolla sin acuerdo de los cinco grupos. En ninguna de las reuniones que PSOE-A y PP-A han mantenido no ha sido posible cerrar un acuerdo sobre la Mesa.

PSOE-A considera que le corresponden, en proporción con su número de escaños, tres de los siete miembros de la Mesa, presidencia, una vicepresidencia y una secretaría. De esa forma, a los otros cuatros grupos les correspondería uno a cada uno, algo con lo que el PP-A ha expresado su desacuerdo en todo momento y ha reclamado dos miembros.

El Reglamento de la Cámara establece que todos los grupos parlamentarios deberán contar con un representante en la Mesa de la Cámara.

A las 12:00 horas de este jueves ha comenzado la sesión constitutiva de la X legislatura del Parlamento de Andalucía con la conformación de la tradicional Mesa de Edad, compuesta por el diputado más veterano y los más jóvenes de la cámara.

La Mesa de Edad, junto con los letrados de la Cámara, será la encargada de organizar las votaciones para la elección del presidente, vicepresidentes y secretarios que integrarán la Mesa del Parlamento de la X legislatura, donde los cinco grupos tendrán derecho a estar presentes.

En cuanto al proceso de elección de los miembros de la Mesa del Parlamento (presidente, tres vicepresidencias y tres secretarías), el artículo 33 establece del Reglamento del Parlamento que las votaciones se harán por medio de papeletas que los diputados entregarán al presidente de la Mesa de Edad. Por primera vez, no existe acuerdo sobre el número de integrantes de la Mesa ya que el PSOE reclama tres miembros mientras el PP solicita dos, lo que ha motivado que no alcanzaran acuerdo.

Para la elección de presidente, cada miembro del Parlamento escribirá un solo nombre en la papeleta, y resultará elegido el que obtenga la mayoría absoluta. Si no la hubiera, se repetirá la elección entre los dos diputados que se hayan acercado más a la mayoría, y resultará elegido quien obtenga el mayor número de votos. En caso de empate, se celebrarán sucesivas votaciones entre los candidatos igualados en votos y, si el empate persistiera después de cuatro votaciones, se considerará elegido el candidato propuesto individual o conjuntamente por los grupos con mayor respaldo electoral, atendiendo, incluso, al criterio de lista más votada en las elecciones.

Para la elección de los tres vicepresidentes, cada diputado escribirá un nombre en la papeleta y resultarán elegidos quienes por orden correlativo obtengan la mayoría de votos y de la misma forma serán elegidos los tres Secretarios.

64 caras nuevas

El Parlamento andaluz contará en la décima legislatura con un total de 64 ‘caras’ nuevas en su hemiciclo, mientras que se mantiene el equilibrio de sexos, con 55 hombres y 54 mujeres entre sus 109 diputados, según informan agencias.

El PSOE renueva a más de la mitad de su grupo parlamentario en relación al último mandato, ya que son nuevos 27 de sus 47 integrantes, mientras que el PP sólo introduce un tercio de nuevos diputados, 11 de sus 33 miembros, entre ellos su presidente regional, Juanma Moreno.

Tanto los 15 diputados de Podemos como los nueve de Ciudadanos se estrenarán en la Cámara autonómica, al igual que sus respectivas formaciones, mientras que IU cuenta como novedad entre sus parlamentarios con su coordinador general y candidato a la Presidencia de la Junta, Antonio Maíllo, y con la ex consejera de Fomento y Vivienda Elena Cortés.

3.800 euros de sueldo

Los 109 diputados percibirán un mínimo de 3.820,29 euros mensuales en concepto de sueldo y ayudas por gastos de alojamiento y manutención y dispondrán de una ‘oficina móvil’ integrada por ordenador portátil o tableta digital, teléfono móvil y conectividad de datos.

A estas cantidades hay que sumar una ayuda por gastos de alojamiento y manutención con una dotación mínima de 200 euros semanales, que se eleva hasta los 410 si los diputados tienen su residencia habitual a más de 300 kilómetros y hasta los 500 para los miembros de la Mesa y los portavoces de los grupos parlamentarios.

También se añaden complementos mensuales por razón del cargo que van desde los 1.537,37 euros para quien ostente la Presidencia del Parlamento; los 1.234,28 euros para los vicepresidentes de la Mesa de la Cámara y los portavoces de los grupos parlamentarios; y los 928,08 euros para los secretarios de la Mesa y los portavoces adjuntos de los grupos parlamentarios.

La investidura, en el aire

El Reglamento contempla que la investidura a la presidencia de la Junta de Andalucía se debe producir como máximo 15 días después de la constitución del Parlamento. Esto otorga un plazo hasta el 30 de abril, aunque, previsiblemente, el debate de investidura será el día 29. Susana Díaz deberá contar con mayoría absoluta en la primera votación para ser presidenta, un extremo que sólo conseguiría con el apoyo del PP, Podemos o Ciudadanos, que ya han anunciado que votarán que no.

Si de la primera votación no resulta investida presidenta, en un plazo máximo de 48 horas se repetirá la votación y aquí ya valdrá la mayoría simple para convertir a Díaz en presidenta. Esto es superar el número de votos afirmativos al número de votos negativos, sin contar las abstenciones, los votos en blanco y los nulos. Las votaciones se repetirá sucesivamente hasta que se alcance la mayoría simple.

Si en el plazo de dos meses no se consigue la investidura, se tendrán que convocar nuevas elecciones, según recoge el Estatuto de Andalucía. Aunque el reglamento de la Cámara recoge que, en caso de ocurrir este extremo, resultará investido presidente el candidato con mayor número de escaños, el Estatuto es una norma jurídica superior que prevalece, en este caso, a las disposiciones del Reglamento.

El escenario más probable es que haya que optar, en principio, a una segunda o incluso una tercera votación, puesto que los partidos no van a tomar postura hasta después de las elecciones municipales del 24 de mayo. No obstante, casi ninguna formación quiere que se repitan elecciones por lo que todo hace prever que, llegados a esta situación, se producirá alguna abstención relevante -especialmente la del PP- que permita a Susana Díaz convertirse, no sin esfuerzo, en Presidenta de la Junta de Andalucía.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad