Un niño de tres años ha fallecido este domingo tras sufrir un golpe de calor en Málaga, según adelantaba Málaga Hoy. El pequeño había ingresado el día anterior en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital materno infantil con síntomas de larga exposición a altas temperaturas que su cuerpo no pudo soportar.

El niño, tras el golpe de calor y su llegada al centro, fue derivado inmediatamente a la Unidad de Cuidados Intensivos de Pediatría del Hospital Materno Infantil de la ciudad de Málaga. Allí recibió atención constante hasta que, finalmente, falleció.

En la capital azotaba el terral este fin de semana y las temperaturas se habían elevado más de lo habitual. Estos golpes de calor se producen por la pérdida de los líquidos fundamentales para que el cuerpo no colapse.

Entre los síntomas de los golpes de calor, sobre todo en menores, se encuentran los mareos, vómitos e incluso fiebres de más de 40 grados. Se trata de cuadros peligrosos que pueden generar irritabilidad, taquicardias o dolores de cabeza que causan desmayos e incluso la muerte.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad