El acto que realizó el profesor de Educación Física Pablo Santaella no dejó indiferente a nadie. El educador no dudó en romper estereotipos y acudió a su centro educativo en falda, ante la sorpresa tanto de alumnos como del resto del profesorado. también decidió subir una foto de su acción a sus redes sociales. De esta forma, hacía pública la condena de los estereotipos que hoy en día vive gran parte de la sociedad, incluidos los niños.

Santaella asegura que «la falda fue un recurso educativo». Se considera una persona insegura, aunque la valentía de su acción pueda hacer pensar todo lo contrario. Señala que «siempre he tenido inseguridades, pero si me propongo algo me tira más que cualquier otra cosa». Familiar y solidario, y debido a la situación de su hermano (que sufrió un derrame cerebral) se encuentra muy concienciado y comprometido con diferentes causas sociales.

«El sistema educativo de España no es malo», de esta manera Pablo Santaella defiende la validez del sistema, aunque con algunos peros. Por ejemplo, sostiene que debe realizarse una pequeña reforma sobre todo en qué debe enseñar y la inclusión de un mayor numero de docentes y recursos. Además, abunda en que no se está centrando en cosas que se debe centrar, como pudiera ser la situación de los alumnos con necesidades educativas especiales. Las comparaciones nunca son buenas, por eso mantiene que no se puede comparar el sistema educativo español con el finlandés (de reconocida fama mundial) ya que «cada sistema educativo se adapta las circunstancias de cada población».

El por qué de la falda del profesor Pablo Santaella

Las razones que llevaron al docente a llevar falda se deben a una disputa entre alumnos. Tal y como explica Pablo «vi a unos niños que estaban discutiendo sobre un insulto, concretamente el de «maricón». Les dije que ser homosexual no se debe utilizar como una arma despectiva, que una persona gay es una persona como cualquier otra».

Esta discusión derivó a que este insulto se debía a que uno de los niños se puso una camiseta de color rosa. El docente defendió que el alumno se pusiera la ropa que le apeteciese, y puso de ejemplo a su hijo, que también suele vestir con ropa de ese color. Ante la defensa, uno de los alumnos le preguntó que qué pasaría si su hijo decidiera ponerse falda. El profesor, lógicamente, defendió que su hijo pudiera ponerse aquello que le hiciera feliz, además de darle una magnífica idea.

La idea que dio pie a su acción

Fue así como el profesor Pablo Santaella decidió presentarse en su centro de trabajo en falda, ante la sorpresa de todos los alumnos que presenciaron su llegada. No dejó indiferente a ningún alumno, y consiguió reacciones de todo tipo. Desde los que le aplaudían y le elogiaban, pasando por los que se reían (aunque él era el primero en reírse) hasta los que no terminaban de entender el sentido de la acción. «Me preguntaron si ese día íbamos a bailar sevillanas, o si se había suspendido la clase porque no se puede hacer en falda». Él simplemente contestaba que iba en falda porque «le apetecía».

Días después de su acción, aprovechando unos días de lluvia en los que no se podía salir al patio, aprovechó para comunicarles a sus alumnos el por qué de su acción. Para ello, puso en la pizarra digital su viral publicación en Facebook, y les enseñó los comentarios que había recibido. «En especial les señalé los comentarios negativos, para así hacerles ver que me da igual lo que puedan decir de mí». La sorpresa de los alumnos era mayúscula, que no se explicaban la pasividad ante los insultos que pudiera recibir. «Y ahí es donde quería yo llegar, en esta vida hagáis lo que hagáis siempre habrá alguien que lo critique. Yo hice esto porque quise y por que me hizo feliz, entonces lo que diga otra persona con otra opinión me afecte o cambie mi comportamiento».

Además, explicó a sus alumnos la importancia que pueden tener sus actos para otras personas. «Les expliqué que ellos no saben realmente lo que hay detrás de cada niño, y que aunque digan las cosas de cachondeo, ese niño puede tener un problema de autoestima».

Los prejuicios reflejados en los niños

«Me hubiera gustado que la foto no hubiera tenido la repercusión que ha tenido». De esta forma, Pablo da a entender que la sociedad aún arrastra prejuicios que hacen que estos actos no se consideren ‘normales’. Debido a esto, hay niños que se aíslan por el miedo al qué dirán. No cabe duda, que si existe un fiel reflejo de la sociedad, lo podemos encontrar en los niños.

Exposición en Facebook

La publicación de Facebook con la que Pablo dio a conocer su acción cuenta con más de 19.000 ‘Me gusta’ y con casi 5000 comentarios. De todos ellos, remarca, que han sido muchísimos más los positivos que los negativos. «Los negativos ahí se quedan, aunque dan ganas de responderles porque no me conocen como persona».

Y no solo a él le dieron ganas de responder, tal y como señala. «Amigos y conocidos me han contactado indignados por esos comentarios, porque ellos si me conocen realmente». Pero como explica Pablo, debemos darnos cuenta que, lamentablemente, esa es parte de la sociedad en la que vivimos.

Aún así, también reconoce el apoyo que ha recibido por parte de otros docentes. «Desde la dirección del centro, como del resto de docentes, mi acción fue aplaudida». También antiguos compañeros le han felicitado desde la distancia por visibilizar el problema que tantos alumnos viven en silencio. «Muchos me dicen valiente, porque a sabiendas de que podía tener repercusión, me atreví a hacerlo. También me han dicho que si puedo, que me invente más iniciativas así».

Pablo Santaella, el ‘profesor famoso’

«Mis alumnos me han visto en la tele, ponen en Google ‘Pablo Santaella’ y aparezco, cuando antes no salía nada… Porque ellos ya me investigaron a principio de curso, pero no encontraron nada». Todos los días le llega un alumno que le comenta en que medio le ha visto, ya sea medio de comunicación o redes sociales. «Ahora están con la tontería del profesor famoso, pero yo les he dicho que ni famoso ni nada. Yo soy Pablo, vuestro profe de Educación Física, y ya está».

De cara al futuro

Lo que es innegable, es que Pablo Santaella se ha convertido en uno de los referentes de esos docentes que tratan de inculcar valores en los alumnos. De esta forma, ha explicado que ya le han contactado diferentes organizaciones para realizar acciones en común, pero debido a la situación de pandemia se complican un poco. Además, Pablo que tiene otro proyecto en mente relacionado con las necesidades educativas de los alumnos con necesidades educativas especiales, aunque le gustaría darle otra vuelta antes de ‘sacarlo a la luz’. De igual forma, se pueden seguir las iniciativas del profesor a través de su cuenta de Instagram @laefmola .

Deja un comentario