Panel de Falange en las dependencias del Parlamento andaluz / Teresa Rodríguez

La Mesa de la Cámara había ordenado la retirada de las banderas empleadas por su grupo y una de Falange por una exdiputada de Vox.

Teresa Rodríguez ha vuelto a insistir en la polémica generada a raíz de los símbolos utilizados por su grupo y una exdiputada de Vox en el Parlamento Andaluz. Los nueve diputados no adscritos de Adelante Andalucía habían ocupado con banderas del colectivo LGTBI y Trans, así como la del pueblo gitano y la andaluza, el espacio común que comparten con una exdiputada de Vox, Luz Belinda Rodríguez, quien a su vez colocó una bandera de Falange.

Debido a los reproches de los exdiputados de Adelante Andalucía por la colocación de simbología «fascista», la Mesa del Parlamento instó a que tanto ellos como la exdiputada de Vox retiraran sus banderas, ante lo que Teresa Rodríguez aseguró que dicho órgano planeaba acabar con su grupo parlamentario.

Según ha podido facilitar Europa Press, la exdiputada de Vox procedió la noche del miércoles a retirar la bandera de Falange, mientras que los servicios de la Cámara hicieron lo propio con las empleadas por los nueve diputados no adscritos de Adelante Andalucía. No obstante, ha sido en la mañana de hoy cuando ha aparecido en las mismas dependencias un panel con el símbolo de Falange y el nombre de la formación.

La exdirigente de Adelante Andalucía ha manifestado su descontento en redes sociales por una situación que considera «absurda», y ha denunciado con una imagen la colocación de un panel de Falange en las dependencias de la Cámara.

Asimismo, ha acusado a los partidos que componen la Mesa del Parlamento -configurada por PP, Ciudadanos, PSOE e IU- de ser los «responsables» de los hechos.

Malestar en otros grupos

La polémica por la bandera de Falange despertó desazón en otros formaciones de la izquierda. Modesto González, Coordinador Nacional de la Andalucía Por Sí (AxSí), presentó una carta a la presidenta del Parlamento Andaluz exigiendo «la retirada inmediata de cualquier símbolo, bandera, pegatina u otra forma de publicidad que vaya en contra de la Ley de Memoria Democrática y se llame al orden a la parlamentaria de Falange».

Por su parte, el PSOE-A registró una petición a la Presidencia y a la Mesa del Parlamento de Andalucía para que «con la máxima urgencia sean retirados todos y cada uno de los símbolos y banderas fascistas de las instalaciones y despachos de la sede institucional», asegurando que estos «atentan contra el padre de la Patria andaluza, Blas Infante, e incumplen la Ley andaluza de Memoria Histórica y Democrática».

Álvaro de la Higuera

Álvaro de la Higuera

Periodista. Actualmente cursando máster de Comunicación Institucional y Política por la Universidad de Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *