El agresor apuñaló con una navaja a un hombre que se encontraba sentado en una calle de Alcalá en compañía de otros vecinos y después se dio a la fuga, dejándolo malherido.

Sevilla Actualidad. La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha condenado a cinco años y medio de cárcel a un hombre acusado de apuñalar a otro en el municipio de Alcalá de Guadaíra. Tras la agresión, el hombre se dio a la fuga, dejando a la víctima malherida, a la que le provocó heridas de tal gravedad que podría haber muerto al instante de no haber recibido asistencia médica inmediata.

Según la sentencia del Supremo, los hechos sucedieron alrededor de las siete y media de la tarde en septiembre de 2006. La víctima se encontraba en una calle del municipio alcalareño cuando el imputado se presentó allí “en actitud provocativa hacia los presentes, golpeando botellas de cristal existentes en el lugar y diciendo que tenía que pinchar a alguien».

Tal es así que al recriminarle uno de los presentes esta actitud, el ahora imputado “se dirigió hacia él, dándole una patada en un costado», ante lo cual el afectado reaccionó «levantándose y discutiendo con el agresor».

En un momento de la discusión, el acusado sacó una navaja que guardaba en su pantalón y le asestó varios golpes al pecho de la víctima, quien “pudo esquivarlos, hasta que uno de ellos le alcanzó el hemitórax derecho”.

Tal y como expone la sentencia, en el momento de la agresión pasó casualmente el padre del agredido. Al verlo, el imputado se dio a la fuga, perseguido por el progenitor de la víctima, “quien no pudo atraparle al huir y saltar una alambrada metálica de obra de unos dos metros de altura».

Por todo ello,  el Tribunal Supremo condena al acusado a cinco años y seis meses de cárcel y al pago de una indemnización de 12.000 euros por un delito de homicidio en grado de tentativa, con la circunstancia atenuante de reparación del daño.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad