El Gobierno municipal carga contra los partidos de la oposición porque el último auto no conlleva ninguna imputación. Pa y PP consideran «surrealista» la interpretación y recuerdan que la Fiscalía pide imputar a parte de la cúpula de ACM.

La primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, Miriam Burgos (PSOE), ha señalado este viernes que la juez que investiga los presuntos gastos privados financiados con cargo a la extinta sociedad pública Alcalá Comunicación Municipal (ACM) no ha imputado en su último auto, ni citado a declarar, a ninguno de los miembros del Gobierno local socialista.

La Primera Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, Miriam Burgos, ha exigido que “la oposición pida perdón y reconozca su estrategia fallida de acoso al alcalde” por el asunto de la liquidada empresa ACM tras conocerse un  auto de la jueza, en el que no se imputa, ni se cita a testificar judicialmente  a ningún miembro  del actual gobierno.

Para Burgos “frente a una oposición que trata de linchar y desprestigiar al gobierno local, los responsables municipales están prestando toda la colaboración con  la justicia  para que se esclarezca el asunto que se ciñe a la gestión en una empresa de la que, durante años, puede certificarse que cumplió con las proyectos que desarrolló”.

Miriam Burgos considera que desde el inicio de las actuaciones policiales, ordenadas por la fiscalía, “los responsables del equipo de gobierno del ayuntamiento han manifestado su disposición  total y absoluta en ofrecer  cuanta información se disponga en el Consistorio para aclarar la gestión de ACM, frente a una oposición a la que no le importa la verdad; que  miente y falsea la realidad tratando de desgastar al alcalde, que jamás formó parte de su Consejo de Administración”.

La Portavoz considera que  “tras los primeros pasos de la justicia en este asunto hay dos actitudes que los ciudadanos valorarán en su momento: la primera en la que los intereses partidistas de la oposición se limitan a sembrar las dudas y el escándalo para derribar un gobierno que alcanzó la mayoría democrática en las urnas. La segunda es la de un  Gobierno municipal que quiere esclarecer el asunto,  ya que de por medio hay una gestión de fondos públicos con las que hay que ser absolutamente escrupuloso y llegar hasta las últimas consecuencias”.

Para Miriam Burgos “la oposición ha tratado de hacer una causa general de la gestión del gobierno municipal por el trabajo en una empresa pública, cerrada hace años,  con la que se podrá estar o no de acuerdo  pero que  tenía encomendada una serie de actividades de promoción y comunicación que se fueron desarrollando y han sido contempladas por los alcalareños en sus años de trabajo y con bastante éxito”.

PA y PP ven «inaudito» la actitud del Gobierno

El Grupo andalucista del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha aconsejado al gobierno municipal socialista de Antonio Gutiérrez Limones que no lance «campanas al vuelo» por el último auto judicial de la investigación de la extinta sociedad pública Alcalá Comunicación Municipal, porque aunque el auto no acuerda la imputación de ningún edil del PSOE, la Fiscalía pide imputar a miembros del antiguo equipo gestor de la empresa.

Los andalucistas de Alcalá entienden como «inaudito» que el gobierno socialista de Antonio Gutiérrez Limones «celebre que la Justicia revise su gestión tras fundadas sospechas de corrupción». «Esta irresponsable y rocambolesca reacción sólo es fruto de su preocupación ante la pérdida del apoyo a las puertas de las elecciones municipales y supone una nueva tomadura de pelo a la opinión pública».

El Partido Andalucista pide al PSOE de Limones «la cautela exigible a cualquier gobierno decente» y solicita el máximo respeto y colaboración con la Justicia. Finalmente, el PA de Alcalá quiere mostrar su máximo respeto, así como su absoluta colaboración y confianza en el proceso judicial «que pondrá nombres y apellidos a los responsables de la desastrosa gestión del PSOE en Alcalá».

Por su parte, el PP ha considerado «surrealista» la «interpretación» que el Gobierno municipal del PSOE hace del último auto judicial. Los populares no comprenden la «interpretación» que el equipo del alcalde hace de este auto judicial en el que la Fiscalía pide la imputación de «tres cargos de confianza» del socialista Antonio Gutiérrez Limones, entre ellos José Luis Díaz, ex gerente de ACM y «amigo personal» del alcalde «tal y como se define él mismo en una carta enviada al juzgado».

«Gutiérrez Limones y sus asesores han tratado siempre de hacer lo blanco negro con la más absoluta falta de escrúpulos, una actitud que muestra no sólo una falta de respeto de cara a las autoridades, sino que, como suele ser su costumbre, faltan a la inteligencia de todos los alcalareños, pero ahora, con los papeles en la mano, llevan al extremo la frialdad con la que niegan las evidencias», concluyen los populares.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad