El alcalde de Alcalá de Guadaíra ha pedido al fiscal de Medio Ambiente de Sevilla que investigue los indicios de un posible delito ecológico.

El alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones, ha mantenido esta mañana una reunión con el fiscal de Medio Ambiente de Sevilla para que se investiguen los indicios de un posible delito ecológico por verter residuos industriales sin los perceptivos permisos por parte de la fábrica de porcelanas para el baño Roca.

Consta informe de inspección sobre la existencia de un vertido de restos cerámicos tras comprobar las solicitudes efectuadas por Roca de viabilidad de implantación de vertedero de residuos de construcción y sobre la viabilidad de la implantación/legalización de proyecto de acondicionamiento y sellado de vertedero de residuos en finca El Coronel, sostiene el Ayuntamiento a través de un comunicado.

En base a este informe, el Consistorio alcalareño ha incoado expediente de protección de la legalidad urbanística por “vertido de productos de origen industrial, creándose un vertedero”.

Concretamente, se da conocimiento a la Fiscalía de una posible vulneración administrativa porque la empresa no cuenta para realizar esa actividad con las autorizaciones pertinentes de la Junta de Andalucía, tales como el Plan de Acondicionamiento o la autorización de Gestor de Residuos.

En el Ayuntamiento de Alcalá se ha dado trámite de audiencia a los interesados, que han planteado una serie de alegaciones y que se están estudiando por los servicios técnicos y jurídicos del Ayuntamiento.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad